El Manual de Yahweh - La AUTENTICA Biblia Kadosh Completa de Estudio SIN ADULTERAR

sábado, 16 de febrero de 2013

Ningún incrédulo entrará en el reino de Yahweh

.


DESTAPADOS.

Yahshua les dijo: “¡Ay de ustedes, maestros de la Toráh y Perushim, hipócritas! Ustedes pagan los diezmos de la menta, del eneldo y del comino; pero tienen total negligencia de los asuntos más importantes de la Toráh: justicia, misericordia y confianza. ¡Estas son cosas que debieron de haber atendido; sin tener negligencia de las otras! ¡Guías ciegos! ¡Cuelan el mosquito, mientras se tragan el camello!” (Mattityah/Mateo 23:23,24) descubriéndoles así sus corazones desnudos porque bien sabían desde el principio que no hay ley sin misericordia, sin justicia y sin fe.

¿La misericordia se enseña? ¿Cuántas veces oímos: “no es justo”…? Todos nos movemos por la fe que perseguimos… todos. Pero Yahshua los destapó: “¡Ay de ustedes, maestros de la Toráh y Perushim, hipócritas! Ustedes limpian lo de afuera de la taza y del plato, pero por dentro están llenos de robo y sibaritismo. ¡Perushim ciegos! Primero limpien lo de adentro de la taza para que lo de fuera esté limpio también.” (Mattityah/Mateo 23:25,26)

¿Acaso la injusticia no es robo e iniquidad?... “¡Ay de ustedes, maestros de la Toráh y Perushim, hipócritas! Ustedes son como sepulcros blanqueados, que lucen bien por fuera, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y toda clase de podredumbre. Igualmente por fuera tienen apariencia para la gente de buenos y honrados, pero interiormente están llenos de hipocresía y muy lejos de la Toráh.” (Mattityah/Mateo 23:27,28)

El corazón ya nace con la ley de Su Creador, desde niño se manifiesta, sabe lo que está mal y lo que está bien ¡no nos engañemos tanto!... ¡no falseemos todas las cosas encubriéndonos a nosotros mismos!...  porque ¿quién nos enseñó?... ¡¡nadie!! Ya empezamos a esconder la mano o buscamos al más próximo a quien culpar… toda la niñez es así ¿acaso tu hermano no te acusaba a ti?... ¿y tú?...

Nuestro Creador nos conoce muy bien, Él nos formó perfectos conforme a Su corazón, nos puso Su ley, nunca existió otra ni existirá: “No piensen que he venido a abolir la Toráh o los Profetas. He venido, no a abolir, sino a completar. ¡Sí, en verdad! Les digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una iod (“y”), ni una virgulilla (“~”) pasarán de la Toráh; no hasta que lo que tenga que suceder, suceda. De manera que cualquiera que desobedezca el menor de estos mitzvot (mandamientos), y enseñe así a otros, será llamado el menor en el Reino de YAHWEH. Pero cualquiera que los obedezca y así enseñe será llamado grande en el Reino de YAHWEH. ¡Porque les digo que si su justicia no es mucho mayor que la de los maestros de la Toráh y los Perushim, de ningún modo entrarán en el Reino de YAHWEH!” (Mattityah/Mateo 5:17-20)

Él no escucha nuestros labios sino el corazón porque todo lo que se hace del corazón sale, no hay deseo que antes no se pensó y terminó fraguándose y acabó destapándose, es cuestión de horas, de días, de años, todo sucumbe a la superficie y aflora al exterior, todo tiene su principio desde Adán porque había comunión entre ellos ¡recuerda!...

“YAHWEH Elohim llamó al hombre: ¿Dónde estás tú? El respondió: Oí tu voz mientras caminabas en el paraíso, y tuve temor, porque estoy desnudo, y me escondí. Elohim le dijo a él: ¿Quién te dijo que estabas desnudo, a no ser que hayas comido del árbol del cual te ordené que de él no comieras? El hombre respondió: La mujer que me diste para estar conmigo – ella me dio el fruto del árbol, y yo comí.” (Bereshit/Génesis 3:9-12). Automáticamente cuando desobedecemos culpamos, en este caso a nuestro Creador mismo, como hoy, no hay diferencia entre ayer y hoy, se llama desobediencia.

“YAHWEH Elohim dijo: No es bueno que el hombre esté solo. Yo haré para él una compañera apropiada para que lo ayude.” (Bereshit/Génesis 2:18). Por de pronto lo culpó y Yahweh Elohim lo destapó cuando le recordó Su único mandamiento: “YAHWEH Elohim dio al hombre esta orden: Puedes comer libremente de todos los árboles en el paraíso, pero del árbol del conocimiento del bien y el mal – de éste tú no comerás, porque en el día que tú comas de él, será cierto que tú morirás.” (Bereshit/Génesis 2:16,17)

¿No es cierto que todos sabemos lo correcto por muy mal que nos comportemos?, sabemos más de cómo burlar la ley, de estorbarla, de darle la vuelta, de cubrirnos las espaldas y de acusar que del verdadero principio de sernos fieles a nosotros mismos porque nuestras justicias no nos tapan ni tan siquiera como una hoja de higuera para cubrirnos. Nos pasamos la vida culpando a Yahweh Elohim por todo porque no nos podemos servir de Él, lo hacemos culpable de todo y aún en la agonía lo blasfemamos y a última hora lo negamos pensando que por fin alcanzamos la paz… ¿Cuántas veces se le retó diciéndole: “aquí abajo tendrías que vivir y ver el horror de esta tierra”? todo son quejas y maldición… pero una sorpresa apareció que nadie la esperó pero sí profetizaron de ella ¿quién les cambió el reloj y sus conjeturas y su calendario?

“¡La Palabra que da vida! El existió desde el principio. Nosotros hemos oído de El, le hemos visto con nuestros ojos, le hemos contemplado, ¡le hemos tocado con nuestras manos!” (1ª Yojanán/Juan 1:1). “En el principio era la Palabra, y la Palabra era con Elohim. Y la Palabra era Elohim.” (Yojanán/Juan 1:1). “La Palabra se convirtió en un ser humano y vivió con nosotros, y nosotros vimos su Shejinah (Presencia Divina, la manifestada Gloria de YAHWEH presente con los humanos), La Shejinah del único hijo del Padre, lleno de gracia y verdad.” (Yojanán/Juan 1:14)

“Lo que ha sido es lo que será, lo que ha sido hecho es lo que será hecho, y no hay nada nuevo debajo del sol.” (Kohelet/Eclesiastés 1:9)

Nos acostumbramos a ver la salida del sol, nunca mudó; las mareas… nunca cambiaron;  los ríos… siguen su curso; la lluvia, la niebla… y toda la naturaleza que clama a una, todo vuelve a su principio y fin…

“Yahshua Ha Mashíaj (el Mesías) es el mismo ayer, hoy y siempre.” (Ivrim/Hebreos 13:8)
“El cielo es mi trono, dice YAHWEH, y la tierra el estrado para mis pies. ¿Qué clase de casa podrían ustedes construir para mí? ¿Qué clase de lugar podrían diseñar para mi descanso? ¿No fui Yo quien hizo todas estas cosas? Así es como todas ellas vinieron a ser, dice YAHWEH.” (Yeshayah/Isaías 66:1,2)

¿Qué diremos pues? ¿que no hay Elohim?, pues Las Escrituras dicen de ti que eres necio: “Los necios dicen en su corazón: No hay ningún Elohim. Ellos andan en corrupción, sus obras son viles, nadie hace lo que es correcto.” (Tehillim/Salmos 14:1) y malo es dar coces contra el aguijón, desnudo viniste a esta tierra y nada te llevarás ¡¡¡nada!!!, ni tan siquiera las flores que depositen en tu tumba ¡nunca las olerás!, ninguna información de su destino recibirás ni sus lágrimas o sus “gozos internos” de “haberte perdido ya” no llegarán a tus sentidos, demasiado tarde, nunca sabrás de ellos.

El alma suspira por Elohim, es eterna y nunca muere, es consciente, tiene sus pensamientos y su deseo es su paz no como el mundo la da. “Lo que Yo dejo con ustedes es Shalom (paz, tranquilidad, seguridad, bienestar, salud, contentamiento, consuelo, entereza, integridad y prosperidad); les estoy dando mi Shalom. Yo no doy de la forma que el mundo da. No se permitan a ustedes mismos estar enfadados o asustados.” (Yojanán/Juan 14:27). La paz interior es potente y firme y afina su personalidad. Todos hemos probado de ella, siempre la buscamos, nos da deleite, nos atrae, así como la música, el silencio y toda clase de prácticas que nos cuestan abrazar… el problema es que se busca por fuera lo que está en nuestro interior, en nuestra cámara oculta y secreta donde el pomo de la puerta está dentro pero no fuera y para abrirla es necesario abrirla desde el interior, uno mismo. Pero el corazón desde niño está lleno de miedos, de dudas, de heridas, de azotes internos y la cámara se cierra más y más…

“Ciertamente, yo sé que esto es así; pero ¿cómo puede un humano ganar un caso contra Elohim? Quienquiera que quiera discutir con El no podría responderle una [pregunta] en mil. Su corazón es tan sabio, su poder tan grande – ¿Quién le puede resistir y tener éxito?” (Iyov/Job 9:2-4)
“No tengan miedo, no tengan temor – ¿No les dije esto hace mucho tiempo? Yo lo predije, y ustedes son mis testigos. ¿Hay otro Elohim fuera de mí? No hay otra Roca – Yo no conozco ninguna.” (Yeshayah/Isaías 44:8)

Porque es necesario obedecer a Elohim antes que a los hombres destápate ante Él porque Él te cubrirá y sanará tus heridas, cicatrizará todo tu ser. Él tiene oídos para oírte y anhela tu paz, de ti depende que le abras la puerta de tu corazón, abrirla desde tu interior sólo contigo es. Que la confianza en Él llene tu alma y la mía es Su justicia, la que te justificará, no la tuya. Yahshua vino a salvar lo que se había perdido redimiéndonos ante Yahweh Elohim como el único mediador que es entre Yahweh Elohim y los hombres. El que se hizo víctima ante el Todopoderoso para librarte a ti y a mí de todo juicio. Yahshua murió por nosotros y resucitó y está vivo y está sentado a la diestra del Todopoderoso como nuestro Salvador y Mediador.

Clámale a Él porque te ve, porque te oye, porque te ama, porque quiere tu sanidad, porque desea tu paz, porque quiere entrar a vivir contigo en tu mismo corazón.
Dile así ahora:

AMADO YAHSHUA, RECONOZCO QUE SOY UN PECADOR ANTE TI, PERDONAME POR TODA MI VIDA DESDE QUE NACI DEL VIENTRE DE MI MADRE HASTA ESTE MISMO INSTANTE, ENTRA DENTRO DE MI CORAZON, LIMPIAME CON TU SANGRE, LA QUE DERRAMASTE EN LA ESTACA DE EJECUCION EN AQUEL LUGAR LLAMADO LA CALAVERA POR MI Y POR LOS QUE EN TI PUSIERON LA CONFIANZA, SALVAME, DI A MI ALMA YO SOY TU SALVACION, LIBRAME DE MI PROPIA CONVICCION, LIBERTAME DE TODAS MIS ATADURAS Y LUCHAS QUE CONSUMIERON MI VIDA, ESCONDE TU ROSTRO DE MIS PECADOS Y BORRA TODAS MIS MALDADES, CREA EN MI UN CORAZON LIMPIO Y RENUEVA UN ESPIRITU RECTO DENTRO DE MI, DAME DE TU ESPIRITU, DAME EL GOZO DE TU SALVACION Y ESPIRITU NOBLE ME SUSTENTE, GUAME POR LA SENDA DE TU JUSTICIA, ENSEÑAME, GUIAME, ESCRIBE MI NOMBRE EN EL LIBRO DE LA VIDA, LLEVAME ESCULPIDO EN TU MANO Y NO TE OLVIDES DE MI, OH YAHSHUA MI SALVACION, PORQUE NO HAY ACEPCION DE PERSONAS PARA CON ELOHIM, GRACIAS YAHSHUA POR TU OFRENDA, POR DARTE POR MI EN LA ESTACA DE EJECUCIÓN, TE LO RUEGO: DESTAPAME ANTE TI Y DESNUDO ANTE TU PRESENCIA ESTE PARA CUBRIRME EN TU MISERICORDIA, EN TU AMOR POR TU CONFIANZA Y SE VUELQUE EN LA MIA PORQUE DESTAPADO TU FUISTE Y COMO JUSTO Y FIEL ERES RECONOCIDO, COMO ADON (AMO) DE SEÑORES Y REY DE REYES Y CABEZA MIA, INJERTAME EN TU VID Y SU SAVIA LLENE MIS GRANOS DE TU FRUTO POR EL QUE VIVE PARA SIEMPRE, AMEN.





.