El Manual de Yahweh - La AUTENTICA Biblia Kadosh Completa de Estudio SIN ADULTERAR

sábado, 4 de febrero de 2012

¿Viviréis??? (Mattityah/Mateo 24:35; Kohelet/Eclesiastés 12:7 y Gilyahna/Revelacion 20:12)

.





LA LEY

¡Por fin! Llegó hasta el Parlamento el grito, el humo de la queja bramante que hay y existe sobre los derechos humanos. La denuncia es manifiesta sobre “la total” indiferencia de los derechos humanos y a la personalidad del deterioro moral; a la falta de instrucción del cuándo, poniendo fecha de aprobación de ley y de ejecución.
El hombre olvida que nada hay nuevo bajo el sol, ¡nada!, porque así lo estableció Yahweh desde el principio, desde que la vida existió en esta tierra. ¿Dónde están los derechos de Yahweh? ... ¿Dónde están Sus estatutos? ... ¿Qué pasó con Su ley? ...
Primeramente la puso en el corazón del primer hombre; después Su transmisión hasta que Moisés al recibirla del dedo de Yahweh en el Monte Sinaí fue establecida para toda mente y razón; ¿o fue el hombre quien creó a Yahweh? ... y ni siquiera se perturbó todo aquel que la cambió... hasta hoy. Olvidan acaso que escrito está: “Yo advierto a todos los que oyen las palabras de la profecía en este libro, que si alguno le añade, YAHWEH le añadirá las plagas escritas en este libro. Y si alguno le quita algo a las palabras del libro de esta profecía, YAHWEH quitará su parte del Árbol de la Vida, y de la ciudad Kadosh (apartada, pura), como es descrita en este libro.” (Revelación/Apocalipsis 22:18,19)
¿O se piensa el hombre que va a manejar a Yahweh?, ¿para que imponga sentencia hoy a todo aquel que se burló, cambió o mutiló? ...
De Yahweh es el tiempo y Su justicia, el cuándo y el cómo; Él tiene Su día, Su Gran día de Juicio, del que nadie se escapa; como nadie se escapa de la muerte, ni de la tormenta, ni del aguacero, ni del sol que calienta.
Así como viene la sequía, así como viene la inundación, así como viene la nieve; cuando Él quiere y lo establece para que el hombre pare y piense que de Él todo depende.
Él no sólo habla, sino también hace; mas el hombre se rebela en cuanto amanece persistiendo en su total indiferencia y tolerancia...
No olvides que el hombre parte pero Yahweh permanece para siempre y después... hay un Juicio que Yahweh lo estableció para toda criatura... y de ese Juicio nadie escapará y la sentencia es la misma que Él promulgó; Él no cambia: “Yahshua Ha Mashíaj es el mismo ayer, hoy y siempre.” (Ivrim/Hebreos 13:8); y de Yahweh nadie se burla.
Todo el hombre hoy la tiene en su poder. ¿Acaso no tiene derecho el hombre de saberla?, ¿quién se lo impide?, ¿quién?
Yahweh la escribió para la mente y el corazón que Él creó: el hombre; sin intérpretes, sin mediadores, y conciencia le dio al corazón para saber que todo delito que entró en su corazón le perturbó desde el principio y nació la justificación acompañada de la acusación porque no quiso el hombre humillarse ante su Elohim y Creador.
No olvides “tú hombre” que Yahweh es paciente y misericordioso ... y eso está escrito; pero seguís mutilando el tiempo sabiendo que el corazón del hombre es engañoso y a veces al corazón se le convence al juicio que se apropió y se determinó en acción: ¿Quién se adueña de quién? ¿No es uno mismo? ¡Párate en el camino, no sea que perezcas! “Aquí está lo que YAHWEH dice: Párense en el cruce de los caminos y miren; pregunten por las sendas antiguas, ¿cuál es la buena senda? Tómenla y encontrarán descanso para sus almas.” (Yirmeyah/Jeremías 6:16)
A la vida no se le ha encontrado todavía medida, tan sólo tiene dos fechas y qué pocas coinciden; y no olvides que la vida de Yahweh es y su duración también.
¡Nadie tiene excusa!
La Escritura, “Palabra de Yahweh”, declara ser Su propio intérprete. Así que ¿a quién vais a acusar... esta vez?
Toda la Biblia debería ser dada al pueblo, tal cual es, para su adquisición. Tenerla ya es una bendición, conforme la lees, clamando a Yahweh entendimiento y sabiduría en Yahshua Ha Mashíaj, el que vino y dijo: “Amarás a YAHWEH tu Elohim, con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu fuerza. Este es el mayor y más importante mitzvah (mandamiento). Y un segundo similar a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Toda la Toráh y los profetas dependen de estos dos mitzvot (mandamientos).” (Mattityah/Mateo 22:37-40)
¡Ahí tenéis toda la ley!, que sigue permaneciendo en toda alma sincera, alcanzando la luz de la verdad: “Si ustedes obedecen lo que Yo les digo, entonces son en verdad mis talmidim (discípulos), ustedes conocerán la verdad, y la verdad los pondrá en libertad.” (Yojanán/Juan 8:31,32)
La luz está implantada dentro del justo: “Permanece pidiendo, y te será dado; sigue buscando y encontrarás; sigue llamando y la puerta se abrirá para ti. Porque todo el que permanece pidiendo, recibe; aquel que se mantiene buscando, encuentra; y para aquel que sigue llamando, la puerta le será abierta.” (Mattityah/Mateo 7:7,8)
No seáis como los escribas y fariseos en los tiempos cuando Yahshua vino hecho carne a esta tierra: “Entonces Yahshua se dirigió a la gente y a sus talmidim (discípulos). Les dijo: Los maestros de la Toráh y los Perushim (Fariseos) se sientan en la silla de Moshe. Así que cualquier cosa que le digan que [Moshe] dijo, tengan cuidado de hacerla. ¡Pero no guarden sus ordenanzas ni hagan lo que ellos hacen, porque ellos hablan, pero no actúan! Ellos atan cargas tan pesadas a los hombros de la gente, pero no alzan un dedo para ayudar a cargarlas. Todo lo que hacen, lo hacen para ser vistos por otros; pues ellos hacen sus tefilin [1] anchos y sus tzitziyot [2] largos, les fascinan los lugares de honor en los banquetes y los mejores sitios en las sinagogas, y aman ser saludados con deferencia en las plazas de mercado y ser llamados Rabí. Pero ustedes no deben permitir que la gente los llame Rabí; porque ustedes tienen un Rabí, y todos son hermanos entre sí. Y no llamen a nadie en la tierra Padre, porque ustedes tienen un Padre, y El está en el cielo. Ni deben dejar que los llamen guías, porque ustedes tienen un Guía, ¡y es el Mashíaj! El mayor de ustedes tiene que ser su siervo, pues cualquiera que a sí mismo se promueva será humillado, y cualquiera que se humille será promovido.” (Mattityah/Mateo 23:1-12)
[1] tefilin: dos cajas negras de piel que contienen rollos con pasajes del Tanaj. Durante las oraciones en la sinagoga los hombres usan una caja atada a la mano y el brazo y la otra atada a la frente, en obediencia a Det. 6:8. Los tefilin son llamados filacterías en la mayoría de las traducciones.
[2] tzitziyot: plural de tzittzit: flecos, especialmente hechos, usados en las cuatro puntas del talit de un hombre, de acuerdo con la mitzvah en Números 15:37-41. En tiempos antiguos el talit era una capa o manto de uso diario, normal. Después que las ropas dejaron de ser hechas con puntas, esquinas, el Judaísmo moderno creó el talit moderno (chal de oración) para que la mitzvah pudiera ser observada.
Ya que Yahweh no cambia, pero sí el hombre con sus tácticas; pero la Ley es la misma hasta que sea en Juicio señalada. Yahweh es el mismo: “Yahshua Ha Mashíaj es el mismo ayer, hoy y siempre.” (Ivrim/Hebreos 13:8); y la escribió para toda criatura y raza sin excepción: “De un hombre, El hizo todas las naciones que viven en la superficie de la tierra, fijó los límites de sus territorios y los períodos cuando fueran a prosperar. Elohim hizo esto para que la gente le buscara y quizás, esforzándose, le encontraran, aunque, de hecho, El no está lejos de cada uno de nosotros.” (MaAseh Shlechim/Hechos 17:26,27)
Y la cosecha sigue estando en relación con la naturaleza de la siembra: “No se engañen a ustedes mismos; ¡nadie se burla de YAHWEH! Una persona cosecha lo que siembra.” (Gálatas 6:7)
Buscad los derechos de Yahweh, que al hombre dio. Buscad, hoy, que estáis a tiempo: “¡Aquí está el tipo de ayuno que Yo quiero: libera a los injustamente encerrados, desata las coyundas del yugo, deja ir libres a los oprimidos, rompe todo yugo, comparte tu comida con el hambriento, toma a los pobres sin hogar y llévalos a tu casa, viste al desnudo cuando lo veas, cumple tus obligaciones para con tu hermano! Entonces tu luz brotará como la mañana, tu nueva piel crecerá deprisa sobre tu herida; tu justicia te precederá, y la gloria de YAHWEH te seguirá. Entonces llamarás y YAHWEH responderá, llorarás y El dirá: Aquí estoy. Si remueven el yugo de entre ustedes, paran las falsas acusaciones y calumnias, generosamente ofrecen comida al hambriento y satisfacen las necesidades de la persona afligida; entonces tu luz se levantará en la oscuridad, y tus tinieblas serán como mediodía. YAHWEH siempre te guiará; El saciará tus necesidades en el desierto, El renovará la fuerza de tus extremidades; y así serás como jardín con regadío, como manantial cuyas aguas nunca fallan. Tú reconstruirás las ruinas antiguas, levantarás cimientos de generaciones pasadas, y serás llamado: Reparador de muros destruidos, restaurador de calles para viviendas. Si retraes tu pie en Shabbat (Sábado) de perseguir tus propios intereses en mi Día Kadosh; si llamas al Shabbat una delicia, el Día Kadosh de YAHWEH, digno de honrar; entonces lo honras no haciendo tus cosas usuales ni persiguiendo tus intereses ni hablando de ellos. Si lo haces, encontrarás delicia en YAHWEH; y Yo te haré montar sobre las alturas de la tierra y te alimentaré con la herencia de tu padre Yaakov, porque la boca de YAHWEH ha hablado.” (Yeshayah/Isaías 58:6-14)
Clama a Yahweh con todo tu corazón, y desnúdate tu interior hacia Él, porque conoce cada pliegue de tu corazón; a Él no le engañan los labios mentirosos. Él ve todo lo oculto del hombre y no hay rincón oscuro donde Él no vea. En cualquier rincón o lugar humíllate ante Yahweh porque misericordia tiene y cuando se abre el corazón, Él escucha, y siempre atiende; no hay falta o traición, pecado o crimen que Él no perdone. Todo lo perdona, confía en Él. Porque es el Elohim ¡VIVO!, ¡Real! y ¡Viviente!
“Porque YAHWEH amó tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos.” (Yojanán/Juan 3:16)
Cuando Yahshua consumó Su obediencia a Yahweh en esta tierra, murió y resucitó; y está escrito: “El quiere que toda la humanidad sea salva y venga al pleno conocimiento de la verdad. Pues YAHWEH es Uno; y hay un solo mediador entre YAHWEH y la humanidad, Yahshua Ha Mashíaj, humano el mismo, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, así dando testimonio del propósito de YAHWEH en el tiempo adecuado.” (1ª Timoteo 2:4-6)
Él está sentado a la diestra de Yahweh el Padre: “Yahshua le dijo: Las palabras son las tuyas. Pero Yo te digo, que un día verás al Ben Ha Adam (al Hijo de Adam) sentado a la mano derecha del HaGuevurah (El Poder, Yahweh), y viniendo sobre las nubes del cielo.” (Mattityah/Mateo 26:64); intercediendo por todo aquel que le busca, que le ruega, que le clama pidiéndole perdón por todos sus pecados desde que se nace hasta ese momento.
¡Humíllate ante Él, tu Elohim, por Yahshua tu Mediador! pídele que entre en tu corazón ya que es Espíritu Vivificador y Eterno, y dile: “Amado Yahshua, perdóname, entra dentro de mi corazón, cúbreme con Tu Sangre Preciosa, la que limpia de todo pecado ante Yahweh, sálvame”; porque sólo Él lo puso como Mediador porque es Fiel desde el principio; sin pecado, sin falta, holocausto de amor, de justicia eterna. Acude hoy a Él, hoy es el día de salvación: “En el tiempo aceptable te oí en el día de salvación te ayudé.” (2ª Corintios 6:2)
Porque hoy salva, porque hoy da la vida a todo hombre y lo llena de justicia, de la misericordia que Él recibió y se apropió; surge de Él hacia los demás como fuente emanadora de todos los que le buscan: “Porque donde dos o tres se reúnen en Mi Nombre, allí estoy Yo con ellos.” (Mattityah/Mateo 18:20)
¡Cree tan sólo!
Solamente en Yahshua quedarás libre de toda cadena, de toda condena, de todo juicio: “Por lo tanto, hermanos, que sea conocido entre ustedes, ¡que por medio de este hombre es proclamado el perdón de los pecados! Esto es, Elohim libera de culpa a todos los que ponen su confianza en este hombre, aún referente a todas las cosas que de las cuales no pudieron ser liberados por la Toráh de Moshe.” (MaAseh Shlechim/Hechos 13:38,39); justificados somos, libertad nos da. No te encierres más, sal de la celda y mira más allá; porque después de la muerte viene el Juicio, y ese no tarda, y ante Yahweh te verás, tal como fuiste hasta el final.
¡Clama hoy a Él!
Él no muda, ni cambia. Prueba y no dudes y verás cómo se cumple. “Aquí está la conclusión final; ahora que has oído todo: teme a Elohim y guarda sus mitzvot (mandamientos); esto es el todo del ser humano. Porque Elohim traerá a juicio todo lo que hagamos, incluyendo todo secreto, sea bueno o malo.” (Kohelet/Eclesiastés 12:13,14)

D.L. Z-3884-06










.