El Manual de Yahweh - La AUTENTICA Biblia Kadosh Completa de Estudio SIN ADULTERAR

domingo, 15 de enero de 2012

Me aborrecen (1ª Corintios 4:9-13 y Amós 3:7)

.




ATALAYA

Yahweh todo lo sabe, todo lo escudriña (hasta lo más profundo de nuestro ser), no hay secretos para Él ni nada que se le pueda ocultar, es el que “atalaya” toda Su creación hecha por Él.

El que “atalaya” es el que ve: desde el embrión hasta su total desarrollo; desde la raíz hasta la cúspide de su superficie.

No hay secretos para Él: “YAHWEH, Elohim, no hace nada sin revelar su plan a sus siervos los profetas.” (Amós 3:7)

Perfecto Amor el Suyo que aún siendo Todopoderoso no hará nada sin que antes le sea revelado a la humanidad. ¿Cuántos Atalayas existen?... sólo Yahweh lo sabe. Siempre existieron, son los que avisaban los decretos del Rey de reyes a las naciones todas. Son Sus escogidos, por Él. No se aprende en las escuelas, son Sus instrumentos vivos a los que siempre los protegió en el cuenco de Su mano.

“El león ha rugido. ¿Quién no temerá? YAHWEH, Elohim, ha hablado. ¿Quién no profetizará?” (Amós 3:8)

“Nada” de lo acontecido, tanto ayer como hoy, dejó de tener Su anuncio a través de Sus Atalayas o Vigías, los que están alerta en la guarida del corazón de Yahweh que latentes están a la espera de Sus noticias para preservar al hombre de la insensatez de su propia destrucción. Yahweh ama a Su creación y escucha su clamor. Tiene ojos y ve, oídos y oye, y un alma que palpita viendo el horror del hombre en su decaer…

“Porque YAHWEH amó tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos.” (Yojanán/Juan 3:16)

El deseado de Yahweh, El Enviado por Excelencia, fue el que nos habló que todas estas cosas iban a acontecer. Yahshua mismo, el mismo que fue ayer, hoy y por los siglos. El que escudriña lo más profundo del corazón porque Él sabía que: “del corazón salen los pensamientos perversos, los asesinatos, los adulterios, y todo tipo de inmoralidad sexual, robos, mentiras, calumnias.......” (Mattityah/Mateo 15:19) y la Tierra está sembrada de todos los frutos que salieron de sus profundidades.

¿Quién conoce el corazón? Sólo Yahweh.

Nos creó para Su deleite, salimos de Sus entrañas misericordiosas de Amor. Siempre está presente como Omnipotente dándonos Su consejo, Su ayuda, Su mano, Su cobertura. Él ve el peligro antes, no después. Él avisa con tiempo lo que va a suceder. Siempre la Voz de Yahweh está presta en Sus Atalayas y anuncian avisando: ¡cuidado!, antes que la Ira descienda.

¿Acaso hay algún terremoto, accidente o destrucción que no hayan sido avisados?

El Tsunami, las Torres Gemelas de Nueva York, terremotos y maremotos, volcanes en erupción, nada acontece que ya no haya sido revelado y anunciando por Sus Atalayas: los Profetas de Yahweh.

¡Vuélvanse de sus malos caminos!, ¡arrepentíos y convertíos al Elohim Vivo!

Todo es corrupción, violación a todo derecho, extorsión, y se convierte todo en llaga podrida. La justicia no es lo que uno dice que hará sino lo que uno realmente hace. Ciertamente no hay hombre en la Tierra que haga el bien y nunca peque: prevarican, se glorifican, se capacitan hasta opacar que hay un solo Elohim Verdadero que no paran de ocultar haciéndose reyes a sí mismos.

¡Ay del hombre!, ¡ay de él!

Pero nadie se librará del Atalaya que hablará en el tiempo de Su Anuncio y aunque los tengan por locos, ahí están las ruinas históricas que a Su tiempo acontecieron y nunca fueron borradas de las memorias ni de las crónicas que nunca serán violadas.

“No se engañen a ustedes mismos; ¡nadie se burla de YAHWEH! Una persona cosecha lo que siembra.” (Gálatas 6:7)

El que vino aquí a la Tierra volverá, lo dijo y lo hará, Su Palabra es Verdad, escrito está en Su Palabra. Él es El Verdadero Atalaya, Siloé, El Enviado por Excelencia, el que de Su Espíritu nos da entrada a Su Corazón, Santuario del Elohim viviente. Él es La Puerta en la que entramos a morar con Él, a vivir en Él.

¡Llama a Su puerta! y dile:
AMADO YAHSHUA RECONOZCO QUE SOY UN PECADOR, PERDÓNAME,
TÚ QUE CONOCES MI CORAZÓN, MI MENTE Y MIS SENTIMIENTOS; ENTRA DENTRO DE MI CORAZÓN, LÍMPIAME CON TU SANGRE PRECIOSA, LA QUE DERRAMASTE POR MÍ EN LA ESTACA DE EJECUCIÓN, SÁLVAME, ESCRIBE MI NOMBRE EN EL LIBRO DE LA VIDA; TEN PIEDAD DE MÍ, DAME ENTENDIMIENTO Y SABIDURÍA PARA NO PECAR CONTRA EL CIELO NI CONTRA TI, LÍBRAME DE MÍ Y SE TÚ QUIEN GUÍE MI VIDA, EMPÁPAME DE TI ¡EN TU NOMBRE YAHSHUA! AMÉN, AMÉN Y AMÉN; PORQUE AHORA SE
QUE MAYOR ES EL QUE ESTÁ DENTRO DE MÍ QUE EL QUE ESTÁ FUERA
¡¡¡ATALÁYAME!!!


E. D. Bruñó Ibáñez
D.L. Z-2770-10




Skype: miguel_atalaya






.