El Manual de Yahweh - La AUTENTICA Biblia Kadosh Completa de Estudio SIN ADULTERAR

miércoles, 11 de enero de 2012

Imprudencia (Mishle/Proverbios 6:16-19)

.




¡STOP!

“¡Sálvame, oh Yahweh,... mis pecados no Te son ocultos!”

Nada hay dentro de mí que yo pueda ocultar aquel día cuando ante Tu presencia esté: a mi memoria vendrá que un día te rechacé riéndome al tiempo y a toda una juventud llena y plena de júbilo que esperaba consumar antes de rendir mi culpa ante Ti. Mis placeres consumí acarreándome razón de tiempo y satisfacción; y lugar, propósito y afán, hasta conseguir su fin lograr.

Doblar la conciencia se aprende, cómo poner juicio al corazón y convencimiento a la razón; pero como resultado y fruto ponemos a nuestra vida ajenjo y amargura en el corazón y no encontramos la razón. Ya tenemos los sentidos alertas a nuestro alrededor para encontrar culpables a nuestra desazón. Grandes son los medios de telecomunicación y a quienes “echar el bulto” de nuestra rebelión. ¿Hasta cuándo nuestro cerrazón, hasta cuando? ... ¿Pensaste alguna vez el tiempo que dura un tumor, que nunca te preocupó hasta que al exterior salió? ... ¡Te sorprendió!, aquel dolor punzante que te señaló lugar acertante y le diste precaución y atención, pero se te olvidó el aviso, pero la alarma sonó, pero no le diste importancia al que te avisó.

El dolor, excepto la lepra, es un gran anunciador que el cuerpo detecta del Hacedor y no precisamente del hacedor del mal, sino del que avisa que el cuerpo tiene un rival que se llama “uno mismo” y que le da todo igual. Indiferencia a todo lo que se le cierne, acaba siendo su propia diana, el centro de su impostura y de su satisfacción. ¡No le eches la culpa a Yahweh tu Elohim! Él descansó cuando la creación formó y al hombre le determinó, satisfaciéndole su formación, ¡y hasta dónde llegó nuestro Hacedor!:

“Elohim bendijo el séptimo día y lo separó como Kadosh; porque en ese día Elohim descansó de todos sus trabajos que Elohim había comenzado a hacer.” (Bereshit/Génesis 2:3); “Entonces YAHWEH Elohim formó al hombre [Hebreo: adam] del polvo de la tierra [Hebreo: admah] y sopló sobre su rostro el aliento de vida, y el hombre se convirtió en un alma viviente.” (Bereshit/Génesis 2:7)

Reposa la satisfacción de la obra terminada y fiesta hay en el corazón y gran alegría y contentamiento de la labor acabada que produce alabanza y bendición. Pero el hombre, en vez de mirar al Gran Dador, mira sus propios músculos y rivaliza con el débil para robarle su labor y hacerse con ella el propietario de su sudor sin importarle la debilidad que le acompaña a ese ser, expropiándole del fruto que, a la larga, poco a poco, le exterminará. La ambición no tiene límites y el ojo determina los límites que sus músculos pueden alcanzar y no le importa reventar con tal de conseguir sus fines, amontonando rival, odio y desazón, con tal de aumentar su caudal. Pero el hombre olvida que cuando se acuesta sólo el músculo descansa, pero la conciencia despierta, redarguyente, repasa la medida insatisfecha y deformada, acusando la desnudez masacrada de un corazón desprovisto de acción, alarmándole para poner fin a semejante acción.

“Aquí está lo que YAHWEH dice: Párense en el cruce de los caminos y miren; pregunten por las sendas antiguas, ¿cuál es la buena senda? Tómenla y encontrarán descanso para sus almas.” (Yirmeyah/Jeremías 6:16)

Y piensa que el sol sale para todos: “Pues El hace brillar el sol sobre buena y mala gente por igual, y El manda la lluvia al justo y al injusto por igual.” (Mattityah/Mateo 5:45); “En el pasado, Elohim pasó por alto tal ignorancia, pero ahora está ordenando a todos los seres humanos de todos los lugares, que se vuelvan a El de sus pecados.” (MaAseh Shlechim/Hechos 17:30)

¡Arrepiéntete ahora!, que estás a tiempo: “En el tiempo aceptable te oí en el día de salvación te ayudé.” (2ª Corintios 6:2). Clama al Adón Yahshua como tu único aliento de vida y no te hundas más. Yahweh es misericordioso y nos sabe esperar, ¡pero cuidado!, que también se irrita: “El respondió: ¡Gente sin confianza alguna! ¿Cuánto tiempo estaré con ustedes? ¿Por cuánto tiempo los soportaré?” (Yojanán Mordejai/Marcos 9:19)

“Busquen a YAHWEH mientras está disponible, llámenle mientras todavía está cerca. La persona impía abandone sus caminos y la persona perversa abandone sus pensamientos; y vuélvanse a YAHWEH, El tendrá misericordia de el que regrese a su Elohim porque El perdonará gratuitamente.” (Yeshayah/Isaías 55:6,7); “Si reconocemos nuestros pecados, entonces, puesto que El es digno de ser confiado y es justo, El nos perdonará, y nos purificará de toda maldad.” (1ª Yojanán/Juan 1:9)

Nada hay oculto que no haya de manifestarse, todo aflora tarde o temprano. Desnúdate ante Yahweh que todo lo ve, que todo lo redarguye, que todo lo sabe y desemboca toda la agonía que te ahoga. Hazle sentir a tu indiferencia y dale preferencia a Él, ¿o no te das cuenta todavía... de que toda la obra creada del universo está rebelándose contra el hombre, contra su ciencia, contra su ambición y poder; sacudiéndolo y exterminándolo brutalmente, determinando su descontento? El hombre ha llegado a maltratar hasta su propio respirar; esperando descontento, todo es insatisfacción, y en lo oculto quiere ver revelación. Y el enemigo, archienemigo de Yahweh, ha satán (el adversario) ¡que el Adón Yahshua lo reprenda!, ansioso está de dar “consejos” al hombre que lo reclama: para darle el conocimiento de su propia exterminación. Se viste y se disfraza como lo reclaman y toma toda la figura o imagen del saber que le demandan para llevar a cabo, a través de sus mentes y de sus cuerpos, el final de sus propósitos que son: el culpar a Yahweh nuestro Elohim.

A través del hombre, los consejos insatisfechos que llevó a cabo exterminándoles toda su razón, búsqueda y perdición, sabiendo sacudir todas las mentes, guiándoles por sus propias inclinaciones, ofreciéndoles sus ambiciones escondidas, disfrazadas de hipocresía como él. Se manifiesta cumpliendo su reto final, sabiendo que está perdido y condenado, y su misión es arrebatar las almas de su Rival: Yahweh nuestra Salvación, al que conoció desde un principio y se rebeló: “¿Cómo llegaste a caer de los cielos, estrella de la mañana, hijo del alba? ¿Cómo fuiste cortado hasta la tierra, conquistador de naciones? Tú que decías para ti mismo: escalaré a los cielos, levantaré mi trono por encima de las estrellas de Elohim, me sentaré en el Monte de la Asamblea muy lejos, en el norte. Subiré sobre las alturas de las nubes, me haré como el Shaddai (Elohim Todopoderoso).” (Yeshayah/Isaías 14:12-14)

Busca hoy a Yahweh con todo tu corazón, con toda tu mente y con todo tu ser, y lo hallarás. Dice Tu Elohim en Su Palabra: “Yo, sí Yo, soy el que borro tus ofensas por amor a mí mismo; no me acordaré de tus pecados.” (Yeshayah/Isaías 43:25)

¡¡¡CLAMA A Él!!!

“YAHWEH está cerca de aquellos con corazón quebrantado; El salva a los de espíritu molido.” (Tehillim/Salmos 34:18); “Porque todo el que permanece pidiendo, recibe; y el que permanece llamando, la puerta se abrirá.” (Lucas 11:10); “Porque YAHWEH no envió a su Hijo al mundo para juzgarlo, sino que por medio de El, el mundo pudiera salvarse.” (Yojanán/Juan 3:17)

Hasta ahí llega todo Su Amor por Su criatura: “Porque YAHWEH amó tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos.” (Yojanán/Juan 3:16); “Todos los que el Padre me dé, vendrán a mí, y los que vengan a mí, no los echaré afuera.” (Yojanán/Juan 6:37)

Yahweh, no es como el hombre. Aprende hoy de Él. Aprovecha tu vida... ¡mira que se te va! ... ¡que no sea demasiado tarde!, que no todo párpado que se cierra, se abre; que hay sueño largo y eternamente largo y amargo su despertar. Ten en cuenta que la máquina a veces no obedece y otras es más rápida que la reacción del hombre; es imperfecta así como el que la inventa. Porque arrasa a multitudes y siempre el fallo está en el hombre que no acabó bien su última determinación, límites, proyección, continuación, insatisfacción y muerte. Ese es su fin, de lo que no se puede librar y piensa siempre que algún día... también lo alcanzará. Pero cree, en el fondo, que para él siempre habrá tiempo para ese final, o sea, nunca le viene bien a no ser que sus sentidos ya no le den motivos para poder resistir el golpe que no puede parar y, ni siquiera, aguantar.

¡Vuélvete ya!, y no desesperes tanto ya. Yahweh no es como el hombre y Abogado nos puso para que clamemos a Él, que dispuesto está: Yahshua, experimentado en dolores: “La gente lo despreció y lo rechazó, un hombre de dolores, con conocimiento de las enfermedades. Como alguno de quién la gente vuelve el rostro, fue despreciado, nosotros no lo estimamos. De hecho, El cargó con nuestras enfermedades, nuestros dolores, los cuales El sufrió. Sin embargo, lo tuvimos por castigado, golpeado y afligido por YAHWEH Elohim. Pero El fue herido por causa de nuestros crímenes, machacado por nuestros pecados; la disciplina que nos hace íntegros cayó sobre El y por sus llagas somos sanados.” (Yeshayah/Isaías 53:3-5)

Estuvo en esta tierra y dispuesto a morir “para que el hombre tenga un mediador dispuesto a seguir continuando su labor, intercediendo a Yahweh por nosotros en el cielo a través de su resurrección, por su pureza, obediencia y consumación”.

“El no nos ha tratado como merecen nuestros pecados ni nos ha pagado por nuestras ofensas, porque su misericordia a aquellos que le temen es mayor que los cielos y la tierra. El ha removido nuestros pecados de nosotros tan lejos como el este está del oeste.” (Tehillim/Salmos 103:10-12)

“Porque el Mashíaj mismo murió por los pecados una vez para siempre, una persona justa en nombre de las personas injustas, para poder acercarlos a ustedes hacia Elohim. El fue entregado a muerte en la carne, pero resucitado por el Espíritu;” (1ª Kefa/Pedro 3:18)


Amigo lector, tal vez esta sea tu última oportunidad. ¡Aprovéchala!, no permitas que sea demasiado tarde para ti. Tan sólo repite esta pequeña oración de todo tu corazón ahora, ¡nada tienes que perder!:

“ADÓN YAHSHUA, RECONOZCO ANTE TI QUE SOY UN PECADOR Y TE RUEGO QUE ME PERDONES DE TODOS MIS PECADOS QUE HE COMETIDO DESDE QUE SALÍ DEL VIENTRE DE MI MADRE HASTA ESTE MISMO INSTANTE. ¡SÁLVAME DE MÍ, OH MI ELOHIM, NADA HAY OCULTO DE MÍ QUE YO PUDIERA OCULTARTE!, ¡PERDÓNAME!, ¡ENTRA DENTRO DE MI CORAZÓN, LÍMPIAME DE TODA MI MALDAD DESDE QUE NACÍ HASTA HOY!, ¡CÚBREME CON TU SANGRE DERRAMADA EN LA ESTACA DE EJECUCIÓN POR TODA LA REBELIÓN QUE MI INTERIOR CONCIBIÓ!, ¡GUÍAME CON TU JUSTICIA Y TU PAZ AMPARE MI CORAZÓN CON FIRMEZA POR AMOR A TU NOMBRE, OH YAHSHUA EL MESÍAS!”

“El quiere que toda la humanidad sea salva y venga al pleno conocimiento de la verdad. Pues YAHWEH es Uno; y hay un solo mediador entre YAHWEH y la humanidad, Yahshua Ha Mashíaj, humano el mismo, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, así dando testimonio del propósito de YAHWEH en el tiempo adecuado.” (1ª Timoteo 2:4-6)

¡Y la única salvación!: “Yahshua dijo: YO SOY EL CAMINO Y LA VERDAD Y LA
VIDA; nadie viene al Padre, excepto a través de mí.” (Yojanán/Juan 14:6). Y también dice: “Si ustedes obedecen lo que Yo les digo, entonces son en verdad mis talmidim (discípulos), ustedes conocerán la verdad, y la verdad los pondrá en libertad.” (Yojanán/Juan 8:31,32)


E. D. Bruñó Ibáñez
D.L. Z-1688-07




Skype: miguel_atalaya






.