El Manual de Yahweh - La AUTENTICA Biblia Kadosh Completa de Estudio SIN ADULTERAR

martes, 20 de diciembre de 2011

Yo en Ti, Tú en mí (Sh'mu'el Alef/1 Samuel 15)

.



¿QUIÉN COMO TÚ?
Desde el principio era con Él: “En el principio era la Palabra, y la Palabra era con Elohim. Y la Palabra era Elohim. El era en el principio con Elohim. Todas las cosas por medio de El fueron hechas, y sin El nada de lo que ha sido hecho hubiera sido hecho.” (Yojanán/Juan 1:1-3). “Es a través de su Hijo, que tenemos redención, esto es, nuestros pecados han sido perdonados. El es la imagen visible del Elohim invisible. El es el supremo de toda la creación, porque en conexión con El, todas las cosas fueron creadas en el cielo y en la tierra; visible e invisible; ya sean tronos, dominios, gobernantes o autoridades; todo ha sido creado por El y para El. El existió antes que todas las cosas y mantiene todo sujeto, unido en coherencia. También El es la cabeza del cuerpo que es la Comunidad Mesiánica; El es el principio, el primogénito nacido de entre los muertos, para que así tenga la preeminencia en todo. Pues le complació a YAHWEH tener todo su ser viviendo en su Hijo, y por medio de su Hijo reconciliar todas las cosas con El, ya sea en el cielo o en la tierra, haciendo la paz por medio de El, y haciendo que su Hijo derramara su sangre al ser ejecutado en la estaca.” (Colosenses 1:14-20)
En Él tiene contentamiento: “Aquí está mi siervo, a quien apoyo, mi escogido, en quien tomo placer. Yo he puesto mi Espíritu en El; El traerá justicia a los Goyim (Gentiles). El no gritará ni alzará su voz; nadie oirá su voz en las calles. El no quebrará la caña debilitada ni apagará la mecha que humea; El traerá justicia de acuerdo con la verdad. No se debilitará ni será machacado hasta que haya establecido justicia en la tierra, y las tierras costeras esperan por su Toráh. Así dice Elohim, YAHWEH, quien creó los cielos y los extendió, quien extendió la tierra y todo lo que de ella crece, quien da aliento a la gente en ella y espíritu a aquellos que caminan sobre ella: Yo, YAHWEH, te he llamado justamente, te tomé de la mano, te formé y te hice Pacto para los pueblos, para ser luz a los Goyim, para que puedas abrir ojos ciegos, para que des libertad a los prisioneros, a aquellos viviendo en oscuridad de la mazmorra. Yo soy YAHWEH, ese es Mi Nombre.
No comparto Mi Gloria con nadie más, ni mi alabanza con ningún ídolo.” (Yeshayah/Isaías 42:1-8)
Porque toda la perfección suya, como su único unigénito, lo sacrificó por todos enviándolo a un mundo terrenal: “Porque YAHWEH amó tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos. Porque YAHWEH no envió a su Hijo al mundo para juzgarlo, sino que por medio de El, el mundo pudiera salvarse.” (Yojanán/Juan 3:16,17). “No consideren alianza lo que este pueblo llama alianza, y no teman lo que ellos temen ni se atemoricen por ello; pero YAHWEH-Elohim Tzavaot; ¡conságrenlo a El! ¡Que El sea el objeto de nuestro temor y sobrecogimiento!” (Yeshayah/Isaías 8:12,13)
Porque ¡no lo olvides! Él soportó la ira de Yahweh en la estaca de ejecución por mí y por ti ¡y yo lo sé! Porque sé lo que es vivir hoy, porque sé lo que son los derechos humanos a través de Su humanidad... ¡y esa no se hereda!, se adquiere cuando se persigue la justicia que el corazón, el espíritu y el alma reclaman; porque tras la huella vas, y persigues, encontrándote que la justicia empieza en uno y acaba en todos, y todos tienen la propia: ¡querer llegar a través de los demás al esfuerzo de su paz! ... y los demás no existen ¡porque son ellos! ¿De qué paz hablan? ¿De la de fuera o de la de adentro?, porque hay dos.
“Lo que Yo dejo con ustedes es Shalom; les estoy dando mi Shalom. Yo no doy de la forma que el mundo da. No se permitan a ustedes mismos estar enfadados o asustados”. (Yojanán/Juan 14:27) ¿Qué paz el mundo da si no está dentro del hombre? ¿Cómo la puede frenar? ... ¿como la contaminación?
“¡Lo que hace a una persona impura, no es lo que entra por la boca, más bien, es lo que sale de su boca; eso es lo que la hace impura!” (Mattityah/Mateo 15:11)
La palabra contaminada mata cruelmente y gana las mayores batallas; y sus víctimas pasan inadvertidas como si jamás habrían existido en esta tierra que todo lo engulle y no deja huella manifiesta. ¡Ya se encarga la pluma de agotar la tinta en los deseados noticieros y heraldos!, en unos pocos que sólo son los que interesan, los que inmortalizan; y los demás son “el montón” de piedras que alzan su hornacina. Los demás muertos no interesan, no son vidas, no son almas y sus espíritus y sus inquietudes no llegaron a ninguna conciencia. Eran “bultos con ojos” que hicieron, trabajaron, y murieron, ¡sin más! Todos los desconocen: unos por lejos, otros porque siempre se acostumbraron a verlos; pero no son como la primavera que vuelve a resurgir... ¡ellos ya no volverán!, ¿y nosotros que hoy estamos aquí?, ¿qué será? ...
“Yo soy la vid y ustedes son las ramas. Aquellos que permanezcan unidos conmigo, y
Yo con ellos, estos son los que dan mucho fruto; porque separados de mí, ustedes no pueden hacer ni una sola cosa.” (Yojanán/Juan 15:5). “¡Sí, en verdad Yo les digo que a menos que el grano de trigo caiga a tierra y se muera, sólo permanece un grano; pero si muere, produce una cosecha grande!” (Yojanán/Juan 12:24)
En la sangre está la vida: “carne con su vida, que es su sangre” (Bereshit/Génesis 9:4) y Yahshua la vertió como un manantial que chorreó desde su costado: “De hecho, de acuerdo con la Toráh, casi todo es purificado con sangre; en verdad, sin derramamiento de sangre no hay perdón de pecados.” (Ivrim/Hebreos 9:22), “al mediador de un nuevo pacto, Yahshua, y a la sangre rociada que habla de mejores cosas que la de Jevel (Abel).” (Ivrim/Hebreos 12:24), “El Elohim de Shalom que resucitó de entre los muertos a nuestro Adón Yahshua, el Gran Pastor de las ovejas, por la sangre de un pacto eterno.” (Ivrim/Hebreos 13:20), “escogidos de acuerdo al conocimiento de antemano de Elohim el Padre y separados por el Espíritu por obedecer a Yahshua Ha Mashíaj y rociados con su sangre” (1ª Kefa/Pedro 1:2), “Pero si estamos caminando en la luz, como El está en la verdad, entonces tenemos confraternidad uno con otro, y la sangre de su Hijo Yahshua nos purifica de todo pecado.” (1ª Yojanán/Juan 1:7), “Yahshua Ha Mashíaj el testigo lleno de fidelidad, el primero que ha nacido de entre los muertos, y el que gobierna a todos los reyes de la tierra. A El, al que nos ama, que nos ha liberado de nuestros pecados al costo de su sangre; por El somos un reino, esto es, kohanim (sacerdotes) para YAHWEH Su Padre, a El sea la gloria y el reinado por siempre y para siempre. Amen.” (Revelación/Apocalipsis 1:5,6)
Como un manantial de vida para que todo aquel que cree en Él tenga vida eterna. Él no la dio temporal, como el hombre que es temporal. Él la donó eterna, como Él que es eterno; con recompensa, que es Su Vida Eterna; y todos los que están con Él y en Él. Porque a Yahweh sólo la Sangre del Justo le satisfizo, por expiación de todos, y lo demostró soportando no sólo la ira del hombre sobre Él sino también la de Yahweh que no puede ver el pecado; y sobre Él el de todos cargó y sobre Él estaban todos hasta que los CONSUMÓ, hasta el último límite de Su Vida, hasta que expió. Entonces muchos se dieron cuenta de que era el Hijo de Yahweh, engendrado por Él a través de Miryam hecho en carne: “Esta es la forma que el nacimiento de Yahshua se llevó a cabo. Cuando su madre Miryam estaba comprometida con Yosef, antes de que ellos se casaran, se halló que estaba embarazada por obra del Ruaj HaKodesh. Su futuro esposo, Yosef, era un hombre justo; así que hizo planes para romper el compromiso secretamente, antes de ponerla en deshonra pública. Pero mientras él pensaba esto, un ángel de YAHWEH se le apareció en un sueño, y dijo: Yosef, hijo de David, no tengas temor de llevarte a Miryam a tu casa como tu esposa; porque lo que ha sido concebido en ella, del Ruaj HaKodesh es. Ella dará a luz un hijo, y tú le llamarás Yahshua, [que quiere decir: YAHWEH salva] porque El salvará a su pueblo de sus pecados. Todo esto aconteció para que se cumpliera lo que YAHWEH había dicho por medio del profeta: La doncella concebirá y dará a luz un hijo, y ellos le llamaran Immanu El. (El Nombre significa: Elohim con nosotros). Cuando Yosef despertó, hizo lo que el Ángel de YAHWEH le había dicho; llevó a Miryam a su hogar para que fuera su esposa, pero no tuvo relaciones sexuales con ella hasta que dio a luz a su hijo, y le llamó Yahshua.” (Mattityah/Mateo 1:18-25)
¡Gran Amor el Suyo por toda Su criatura! ¡Gran Donación, única, por Su generación! ¡Hasta dónde llega Su Amor! ¡Hasta el límite de Su paciencia y rigor!
¡Kadosh, Kadosh, Kadosh es YAHWEH, Elohim de los ejércitos del cielo El que era, El que es, y El que está viniendo!” (Revelación/Apocalipsis 4:8)
¡Ay del que desprecie a Su Hijo! ¡Ay del que desprecie una Salvación tan Grande! ¡Su Gracia, Su Bondad, Su Longanimidad, Su Caudal hecho Realidad!
“La Palabra se convirtió en un ser humano y vivió con nosotros, y nosotros vimos su Shejinah (Presencia), La Shejinah del único hijo del Padre, lleno de gracia y verdad.” (Yojanán/Juan 1:14)
Y Su anuncio ya era, y es, y será; y siempre hubo quien anunciara Su Verdad: “Porque YAHWEH amó tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos.” (Yojanán/Juan 3:16)
Pero Él vino a Su tiempo para cerrar el pasado, para abrir el presente para todo anuncio del porvenir. Él es el anuncio, el futuro que hará la justicia realidad en su peso justo, en su perfecta medida, de su justicia escrita.
“El Cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.” (Mattityah/Mateo 24:35)
“Ustedes se mantienen examinando el Tanaj porque piensan que en él tienen vida eterna. Esas mismas Escrituras dan testimonio de mí, ¡pero ustedes no quieren venir a mí para que obtengan vida!” (Yojanán/Juan 5:39,40), “¡No tengas temor! ¡Sólo permanece confiando,” (Lucas 8:50) y pruébate, nada tienes que perder, libre eres, enfréntate porque tú eres lo que no quieres ser y tu corazón te avergüenza hasta dónde llegas a ser, tu conciencia no calla y hace tiempo que amordazada la tienes pero no para los demás porque te ves a ti misma y muy segura de lo que hablas estás.
No te alteres y no sufras más, muéstrate ante Él de corazón sincero, abierto y con su caudal, ese que tienes escondido y semienterrado que te produce tanto mal y por muy vergonzoso que sea, piensa, que existe un Abogado que no se asusta de tu mal, al contrario, Él lo soportó todo alcanzando tu perdón. Cuando se los confieses todos, sin encubrir ni el más ligero mal: “El quiere que toda la humanidad sea salva y venga al pleno conocimiento de la verdad. Pues YAHWEH es Uno; y hay un solo mediador entre YAHWEH y la humanidad, Yahshua Ha Mashíaj, humano el mismo, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, así dando testimonio del propósito de YAHWEH en el tiempo adecuado.” (1ª Timoteo 2:4-6)
Háblale porque todo lo abarca y Su oído es paciente. Él es el Espíritu viviente y todo lo ve; comprensivo, sabio y prudente es y Su Amor lo demostró ya dando Su Vida por ti, como así la dio por mí. Y te aseguro que se siente, se vive, se goza, se manifiesta más que un viviente. ¡Es tan penetrante como una campana!, y su badajo es tu corazón que se alegra sonando Su gracia y Su bandera de júbilo y libertad, y no pasajera como la vida del hombre, sino eterna y duradera. Engéndrate a vida eterna como primavera rompiente. Yahshua perturbó a Herodes y a Israel; así perturbe tu alma hasta que lo alcances y no con fuerza humana: “No por fuerza, y no por poder, sino por mi Espíritu, dice YAHWEH-Elohim Tzavaot.” (Zejaryah/Zacarías 4:6)
¡Dile así ahora!:
“¡PERDÓNAME, OH YAHSHUA, POR TODOS MIS DELITOS Y POR TODAS MIS OFENSAS QUE CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI HE HECHO DESDE QUE NACÍ HASTA AHORA! ¡ENTRA DENTRO DE MI CORAZÓN, CÚBREME CON TU SANGRE PRECIOSA! ¡LÍBRAME DE TODA CULPA Y DE TODA IGNORANCIA, MI SALVADOR Y MI ELOHIM YAHSHUA! ¡CONDÚCEME CON TU ESPÍRITU POR LA ÚNICA SENDA DE TU JUSTICIA, GOZÁNDOME EN TI Y POR TI! ¡DAME ENTENDIMIENTO Y SABIDURÍA Y QUE TU PALABRA ME SUSTENTE Y GUARDE HASTA MI DESEMBOCADURA TOTAL EN TI! ¡GRACIAS POR TU PERDÓN, POR TU SALVACIÓN, POR TU PACIENCIA, POR TU GRAN AMOR POR MÍ! ¡AMÉN!
E. D. Bruñó Ibáñez
D.L. Z-3881-09
Publicado por El Ministerio La Pluma Divina: www.laplumadivina.com




Skype: miguel_atalaya






.