El Manual de Yahweh - La AUTENTICA Biblia Kadosh Completa de Estudio SIN ADULTERAR

viernes, 23 de diciembre de 2011

Desnudados (Mattityah/Mateo 27:25)

.






AJUSTICIADO.

“La Palabra se convirtió en un ser humano y vivió con nosotros, y nosotros vimos su Shejinah, La Shejinah del único hijo del Padre, lleno de gracia y verdad.” (Yojanán/Juan 1:14).
Y el mismo Creador y el mismo Hacedor que todo lo creó: “Todas las cosas por medio de El fueron hechas, y sin El nada de lo que ha sido hecho hubiera sido hecho.” (Yojanán/Juan 1:3); lo consumieron, lo juzgaron, buscando el único tribunal que se hiciera cargo de un holocausto mundial en un solo hombre, “La Palabra se convirtió en un ser humano y vivió con nosotros, y nosotros vimos su Shejinah, La Shejinah del único hijo del Padre, lleno de gracia y verdad.” (Yojanán/Juan 1:14).
Los que le ajusticiaron, por inocente lo tenían: "Yo no encuentro ningún delito para acusarle." (dijo Pilato) en Yojanán/Juan 18:38; pero los llamados justos de la Ley Divina lo sentenciaron porque de Él manaba la Gracia Divina, la Misericordia, el Amor que penetraba hasta lo más ínfimo de su corazón. Era, y es, simiente viva que penetra hasta lo más hondo del ser, generando una generación de frutos germinados que no tienen generación sino invocación y les llega como lluvia temprana, como lluvia tardía (pero a su tiempo precisa y clara como el alba, como el ocaso, como el descanso) cuando la semilla germina en el silencio, en lo oculto de la oración, en lo secreto, que ofrece frutos aflorantes hasta hoy.
Así fueron Sus Palabras, como semillas vivas: "Yo di Tu Nombre a conocer a la gente que me diste del mundo. Ellos eran tuyos, Tú me los diste, y han guardado tu Palabra. Ahora ellos conocen que todo lo que me has dado proviene de ti. Porque las Palabras que me has dado, las he dado a ellos, y ellos las han recibido. Ellos en realidad han llegado a conocer que Yo salí de ti, y han venido a confiar que Tú me enviaste. Estoy orando por ellos. No estoy orando por el mundo, sino por los que me diste, porque son tuyos. En verdad todo lo que tengo es tuyo, todo lo que Tú tienes es mío, y en ellos Yo he sido glorificado. Ahora ya no estoy más en el mundo, sino que estoy viniendo a ti. Padre Kadosh, guárdalos por el poder de Tu Nombre, que a mí me has dado, para que ellos sean uno, como somos nosotros. Cuando Yo estaba con ellos, los guardaba por el poder de Tu Nombre, que Tú me habías dado; sí, Yo me mantuve vigilante sobre ellos, y ni uno sólo fue destruido (Excepto el designado a destrucción, para que se cumpliera el Tanaj). Pero ahora estoy yendo a ti; y digo estas cosas mientras todavía estoy en el mundo, para que ellos tengan mi alegría completa en sí mismos. Yo les he dado tu Palabra; y el mundo los odió, porque no pertenecen al mundo, así como Yo mismo no pertenezco al mundo. Yo no te pido que los saques del mundo, sino que los protejas del maligno. Ellos no pertenecen al mundo, tal como Yo no pertenezco al mundo. Sepáralos para santidad por medio de la verdad; tu Palabra es verdad. Tal como me mandaste al mundo, Yo los he mandado al mundo. Por amor a ellos me he apartado a mí mismo para santidad, para que ellos también sean apartados para santidad por medio de la verdad. Oro, no sólo por éstos, sino también por aquellos que confiarán en mí por la palabra de ellos, para que todos puedan ser uno, así como Tú, Padre, estás unido a mí y Yo contigo, oro que ellos puedan estar unidos con nosotros, para que el mundo pueda creer que Tú me enviaste. La gloria que Tú me has dado, Yo he dado a ellos; para que ellos sean uno, como nosotros somos uno. Yo, unido con ellos y Tú conmigo, para que ellos sean completamente uno, y el mundo de esta manera se de cuenta que Tú me enviaste, y que Tú los has amado tanto como me has amado a mí. Padre, Yo quiero que los que Tú me has dado, estén conmigo donde Yo esté; para que ellos puedan ver mi gloria, que Tú me has dado, porque me has amado desde antes de la creación del mundo. Padre justo, el mundo todavía no te ha conocido, y esta gente ha conocido que Tú me enviaste. Yo les he dado a conocer Tu Nombre, y continuaré dándolo a conocer; para que el amor con el que me has amado pueda estar en ellos, y Yo mismo pueda estar unido con ellos." (Yojanán/Juan 17:6-26).
Porque “Yahshúa Ha Mashíaj es el mismo ayer, hoy y siempre.” (Israelitas Mesiánicos/Hebreos 13:8).
“Yahshua les dijo: ¿Nunca han leído en el Tanaj: ¡La misma roca que los constructores rechazaron, ha venido a ser piedra angular! Esto ha venido de YAHWEH, Y a nuestros ojos es asombroso?” (Mattityah/Mateo 21:42).

“De modo que el destacamento de los soldados Romanos y su capitán, junto con los guardias del Templo de los Yahudim, arrestaron a Yahshua, le ataron y le llevaron primeramente a Anan, el suegro de Kayafa, que era kohen gadol ese año profético. (Fue Kayafa el que aconsejó a los Yahudim que era bueno que un hombre muriera por todo el pueblo).” (Yojanán/Juan18:12-14).

“Llevaron a Yahshua de casa de Kayafa al puesto de mando del gobernador. Ya, en este momento, era temprano en la mañana. Ellos no entraron en este edificio, porque no querían profanarse ritualmente, y que les fuera impedido comer el Seder de Pésaj. De modo que Pilato salió a ellos, y les dijo: "¿Qué acusación tienen contra este hombre?" Ellos respondieron: "Si El no hubiera hecho algo maligno, no le hubiéramos traído a ti." Pilato les dijo: "Ustedes llévenselo, y júzguenlo de acuerdo a sus propias leyes." Los Yahudim respondieron: "Nosotros no tenemos el poder legal para sentenciarlo a muerte." Esto fue así para que se cumpliera lo que había dicho Yahshua sobre como iba a morir. Así, pues, Pilato regresó al edificio de mando, llamó a Yahshua y le dijo: "¿Eres Tú el rey de los Judíos?" Yahshua respondió: "¿Estás preguntando esto por cuenta propia, u otras personas te han contado de mí?" Pilato respondió: "¿Acaso soy yo Judío? Tu propia nación y los principales kohanim te han entregado a mí; ¿que has hecho?" Yahshua respondió: "Mi reinado no deriva su autoridad del orden de las cosas de este mundo. Si fuera así, mis hombres hubieran peleado para que no fuera arrestado por los Yahudim. Pero mi reinado no viene de aquí." Así que, entonces, Pilato le dijo: "Después de todo, Tú eres un rey." Yahshua respondió: "Tu dices que Yo soy un rey. La razón por la cual nací, la razón por la que vine a este mundo, es para dar testimonio de la verdad. Todos los que pertenecen a la verdad, me escuchan a mí." Pilato preguntó: "¿Que es verdad?" Habiendo dicho esto, Pilato fue afuera otra vez a los Yahudim, y les dijo: "Yo no encuentro ningún delito para acusarle.".” (Yojanán/Juan 18:28-38).
Ciertamente no había delito en Él; ya lo dijo Él: “Entonces los Perushim se fueron y concibieron un plan para entrampar a Yahshua con sus propias palabras. Ellos le enviaron algunos de sus propios talmidim y algunos miembros del partido de Herodes. Le dijeron: "Rabí, sabemos que tú dices la verdad, y realmente enseñas cual es el camino de YAHWEH. Y no te importa lo que la gente piense de ti, pues no pones atención a la categoría de la persona. Así que, danos tu opinión: ¿Permite la Toráh pagar impuestos al Emperador Romano o no?" Yahshua, sabiendo sus intenciones maliciosas, dijo: "¡Hipócritas! ¿Por qué me tienden trampas? ¡Enséñenme la moneda que usan para pagar impuestos!" Le trajeron un denario; y El les preguntó: "¿De quién es esta inscripción y esta imagen?" "Del Emperador", ellos respondieron. Yahshua les dijo: "¡Nu, den al Emperador lo que es del Emperador, y a Elohim lo que es de Elohim!" Cuando oyeron esto, se quedaron asombrados, le dejaron y se fueron.” (Mattityah/Mateo 22:21); pero los sacerdotes no lo “resistieron” y sólo procuraron su muerte en la estaca de ejecución ... y desde entonces ... prosiguen hasta hoy con toda su descendencia, y no genética, y no por ciencia humana, y no por ejército, sino por subversión al Todopoderoso que a través de toda una universalidad clama toda una vida a una creación total de vida, de color, de vibración, de sonido y de férreas transformaciones de composición y de formas que claman a una, a una sola voz que ruge y hace temblar la tierra en todo su fulgor: sea fuego, sea aire, sea agua, sea trueno, sea silencio, brisa, rumor, ... ¿Quién no reconoce Su autoría ... quién? O estudian su rigor, o su justificación, o su ateísmo justificador o invasor. ¡Qué más da!

La inquietud busca, por dentro empieza, y no por desgracia los ojos y los oídos encuentran, sino el corazón conmovido.
Al Todopoderoso siempre se le adora, la vida lo reclama, del amor que recibe quien concibe; pero todo reclama tener comunión con Él para salir a Su encuentro, que presa estaba en este cuerpo de decisión que por Él estaba; pero el cuerpo es una cárcel que busca la salida pero no por afuera ... pero por dentro están llenos de amarguras y de insatisfacción; aprendiendo a comprar, a adquirir, a suplementar ... pero topan contra el dolor, contra la traición, contra el engaño que lo conocen bien porque lo practicaron; contra el accidente, contra la muerte, tanto la suya como la que tienen “como posesión” ... ahí no hay doctor; ahí no hay espera; ahí no hay otra salida. Aconteció de repente, para muchos; para otros la agonía de lo que uno no puede desprenderse; para otros todo un mundo encima perdido, sin terminar lo que empezó, sin esperanza, sin futuro cierto, perdido y confundido, a un Juicio del tribunal Divino y Justo que ante el Juez de jueces será medido.
No sólo Yahweh creó, sino que se derramó por el hombre que Él formó; porque lo ignoró, lo rechazó y Yahweh se hizo hombre y se fundió con nosotros siéndonos.
“¿Quién cree en nuestro reporte? ¿A quién le es revelado el brazo de YAHWEH? Porque ante El, El creció como un retoño, como raíz de tierra seca. El no era bien formado ni especialmente buen mozo; nosotros lo vimos, pero su apariencia no nos atrajo. La gente lo despreció y lo rechazó, un hombre de dolores, con conocimiento de las enfermedades. Como alguno de quién la gente vuelve el rostro, fue despreciado, nosotros no lo estimamos.” (Yeshayah/Isaías 53:1-3).
Y los que en Él creyeron: “Después de esta prueba penosa, El verá luz después de la muerte. Porque El conoció [dolor y sacrificio] mi siervo justo justifica a muchos; es por los pecados de ellos que El sufre. Por lo tanto le asignaré parte con los grandes, El dividirá el botín con los poderosos, por haberse expuesto a la muerte y por ser contado entre los pecadores, mientras realmente cargando los pecados de muchos e intercediendo por los transgresores.” (Yeshayah/Isaías 53:11,12).
Abogado tenemos en Yahshua, todo aquel que en Él confía ante el Todopoderoso: “El quiere que toda la humanidad sea salva y venga al pleno conocimiento de la verdad. Pues YAHWEH es Uno; y hay un solo mediador entre YAHWEH y la humanidad, Yahshua Ha Mashíaj, humano el mismo, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, así dando testimonio del propósito de YAHWEH en el tiempo adecuado.” (1ª Timoteo 2:4-6).
Clamad a Él ahora que es el tiempo aceptable porque no en vano donó su vida ante Yahweh, Justicia Viva, entregándose en las manos de los hombres para darnos este testamento vivo de Su Palabra, para acogernos a ella como fundamento de ley que nos lleva a un Tribunal de Gracia, de Perdón y no de sentencia, y no de formas, y no de buenos y externos modales, sino a corazón abierto, sincero, franco, sin medida, sin tacto. No hay que esperar: Él escucha siempre al corazón descubierto, franco y eterno. No se cansa: Ábrete, eso es breve; clámale en cualquier rincón y sin ritual.
Clama a Él que a tu puerta está y dile así: “AMADO YAHSHUA, TÚ QUE CONOCES LA MUERTE EN LA ESTACA DE EJECUCIÓN, LA BRUTAL AGONÍA DE LAS LLAMADAS “MANOS LIMPIAS” QUE NO CONOCIERON MÁS QUE UN RITUAL DE FORMAS (“Yahshúa dijo: "Padre, perdónalos; porque no entienden lo que están haciendo.".” Lucas 23:34) ¡PERDÓNAME! POR TODO LO QUE ME REBELÉ CONTRA TI, CONTRA EL CIELO, CONTRA MÍ MISMO, POR TODA MI IGNORANCIA; TEN PIEDAD DE MÍ, YAHSHUA; ENTRA DENTRO DE MI CORAZÓN, DE MI VIDA Y DE TODO MI SER; LÍMPIAME CON TU SANGRE DERRAMADA, LA QUE VERTISTE EN LA ESTACA DE EJECUCIÓN POR MÍ; PORQUE EN TU SANGRE ESTÁ LA VIDA Y TÚ ERES LA VIDA (“Yahshua dijo: "YO SOY EL CAMINO Y LA VERDAD Y LA VIDA; nadie viene al Padre, excepto a través de mí.” Yojanán/Juan 14:6) ¡GUÍAME POR LA ÚNICA SENDA DE TU JUSTICIA! ¡SÁLVAME! ¡GUÍAME! ¡HAZME CONOCERTE! HASTA CONSEGUIR TENER COMUNIÓN CONTIGO Y SER UNO SÓLO EN TI, ¡COLMA MI CORAZÓN DE GOZO! POR HABERTE CONOCIDO. ¡LLÉNAME DE TI! ¡PROTÉGEME! ¡CUÍDAME! EN LA CUENCA DE TU MANO SIEMPRE ESTÉ, JUSTICIA MÍA.”
Anhele mi alma el Tribunal que Yahshua asumió por nosotros ante Yahweh, probándose a sí mismo la misma muerte por mí, por nosotros, para ser a través de Él (Yahshua) Justicia nuestra.
E. D. Bruñó Ibáñez
D.L. Z-2333-08
Publicado por El Ministerio La Pluma Divina: www.laplumadivina.com

 


Skype: miguel_atalaya





.