El Manual de Yahweh - La AUTENTICA Biblia Kadosh Completa de Estudio SIN ADULTERAR

lunes, 29 de marzo de 2010

¡Despertad!

.

¡Despertad,... despertad!, y no salgáis del mundo donde Yo os coloqué y no vayáis más allá porque a través de vuestra mente no podéis, no os convenzáis. Yo soy el Único que veo más allá... pensé que era bueno y lo hice: la Creación:

“En el principio Elohim creó los cielos y la tierra. La tierra estaba invisible y sin terminar, la oscuridad estaba sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Elohim se movía sobre la superficie de las aguas. Entonces Elohim dijo: "Sea la luz"; y hubo luz. Elohim vio que la luz era buena, y Elohim dividió la luz de la oscuridad. Elohim llamó a la luz día, y la oscuridad llamó noche. Así que hubo noche, y hubo mañana, un día. Elohim dijo: "Sea el firmamento en el medio del agua; se divida el agua del agua." Elohim hizo el firmamento y dividió el agua debajo del firmamento y sobre el firmamento; así es como fue, y Elohim llamó el firmamento Cielo y Elohim vio que era bueno. Así que fue la noche, y la mañana del segundo día. Elohim dijo: "El agua que está bajo el cielo sea reunida junta en un lugar, y la tierra seca aparezca," y así es como fue. Y el agua cual estaba debajo del cielo fue reunida en sus lugares, y la tierra seca apareció. Elohim llamó a la tierra seca tierra, la reunión junta del agua El llamó mares, y Elohim vio que era bueno. Elohim dijo: "Produzca la tierra hierba que lleve semillas de su tipo y de su semejanza, y árboles de fruta, cada uno produciendo su propia semilla que lleve fruto en la tierra"; y así es como fue. La tierra produjo hierba que produjo su propia semilla de su tipo y de su semejanza, y árboles produciendo su propia fruta que lleva semilla de su tipo sobre la tierra; y Elohim vio que era bueno. Así que fue la noche, y fue la mañana, un tercer día. Elohim dijo: "Sean las luces en el firmamento del cielo para dar luz sobre la tierra, para dividir el día de la noche; sean por señales para estaciones, días y años; y sean para luces en el firmamento del cielo para dar luz a la tierra"; y así es como fue. Elohim hizo dos grandes luces – la mayor para regir el día y la luz menor para regir la noche – y las estrellas. Elohim las puso en el firmamento del cielo para dar luz a la tierra, para regir sobre el día y sobre la noche, y para dividir la luz de la oscuridad; y Elohim vio que era bueno. Así que fue la noche, y fue la mañana, un cuarto día. Elohim dijo: "Pulule el agua con enjambres de seres vivientes, y las criaturas con alas que vuelan vuelen sobre la tierra en el firmamento abierto del cielo." Y así fue. Elohim creó las grandes criaturas del mar y toda cosa viviente que se arrastra, así que el agua pululaba con toda clase de ellos, y fue toda clase de criatura de ala; y Elohim vio que era bueno. Entonces Elohim los bendijo, diciendo: "Sean fructíferos, multiplíquense y llenen el agua de los mares, y multiplíquense en la tierra." Así que fue la noche, y fue la mañana, un quinto día. Elohim dijo: "La tierra produzca cada clase de ser viviente – cada clase de ganado, animal que se arrastra y bestia salvaje"; y así es como fue. Elohim hizo cada clase de bestia salvaje, cada clase de ganado y todas las clases de animal que se arrastran por el suelo; y Elohim vio que era bueno. Entonces Elohim dijo: "Hagamos a la humanidad a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y reinen sobre los peces en el mar, las criaturas que vuelan en el cielo, los animales, y sobre toda la tierra, y sobre toda criatura que se arrastra en la tierra." Así que Elohim creó al hombre; a la imagen de Elohim lo creó; macho y hembra El los creó. Elohim los bendijo, diciendo: "Sean fructíferos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla. Tengan dominio sobre los peces en los mares y las criaturas que vuelan en el cielo, y todo ganado y toda la tierra, y toda criatura viviente que se arrastra en la tierra." Entonces Elohim dijo: "¡Miren! Por toda la tierra Yo les doy como comida toda planta que lleve semilla y todo árbol con fruto que lleve semilla. Y a todo animal salvaje de la tierra, y a las criaturas que vuelan en el cielo y a toda criatura que se arrastra en la tierra, en la cual hay el aliento de vida, les estoy dando como comida toda clase de planta verde." Y así es como fue. Elohim vio que todo lo que El había hecho ciertamente era muy bueno. Así que fue la noche, y fue la mañana, un sexto día. Así los cielos y la tierra fueron terminados, junto con todo en ellos.” (Bereshit/Génesis 1 y 2:1)



Pero vosotros cuando destruís queréis huir, viendo sin ver, que un mundo mejor seréis capaces de construir. Creé cuerpo, alma y espíritu en el ser que Yo hice: “Así que Elohim creó al hombre; a la imagen de Elohim lo creó; macho y hembra El los creó.” (Génesis 1:27) y absoluta conciencia... hasta hoy; y ya desde el ayer me negasteis por desobediencia y tuvisteis que experimentar la rebelión hacia Mí porque no creísteis que Yo veo, que vi y que veré siempre, el más allá hasta el infinito. Mi Nombre lo dice: Yo soy el Principio y el Fin. ¿Acaso no sé Yo lo que formo y creo, doy aliento y vida? ¿Puede acaso el hombre concebir el firmamento y sus fundamentos?... ¿Yo que lo sostengo todo y lo sustento con Mi Poder?: “sosteniendo todas las cosas con su poderosa Palabra” (Ivrim/Hebreos 1:3). ¿No se maravilla el biólogo de Mí? ¿No queda la mente en blanco de toda Mi dependencia?... ¿Puede el hombre parar el tifón?... ¿Puede calmar la marea embravecida?... ¿Neutralizar el huracán?... ¿Parar la lluvia de embrutecida crecida?... ¿Si no está Mi Espíritu en él?... “Eliyah era sólo un ser humano semejante a nosotros; a pesar de eso, oró fervientemente para que no lloviera, y ninguna lluvia cayó sobre La Tierra por tres años y seis meses. Entonces, oró otra vez, y el cielo dio lluvia, y La Tierra produjo sus cosechas.” (Yaakov/Santiago 5:17,18). ¿Y qué de la tierra desierta y abierta clamando por el agua que nunca llega? ... ¿Por qué sólo vuestro grito de “¡socorro!” llega a Mí cuando es extrema y suprema vuestra desesperación y cuando estáis tranquilos y sosegados ... apenas os oigo?... ¿y, si así fuera, es siempre acusando al hermano o al prójimo más próximo?... “También, a algunos que se apoyaban en su propia justificación, y menospreciaban a los demás, contó esta parábola: "Dos hombres fueron al Templo a orar, uno era un Parush (Fariseo), y el otro un cobrador de impuestos. El Parush, puesto en pie, oraba consigo mismo: ¡Oh, Elohim! Te doy gracias que no soy como el resto de la humanidad: ¡Avaro, deshonesto, inmoral, o como este cobrador de impuestos! Ayuno dos veces a la semana, y pago los diezmos de mis ganancias totales,..... Pero el cobrador de impuestos, parado a lo lejos, dijo: ¡Elohim! ¡Ten misericordia de mí, que soy un pecador! Les digo que este hombre se fue a su casa justificado ante Elohim, al contrario del otro. Porque todo aquel que se exalte a sí mismo, será humillado; pero todo aquel que se humille a sí mismo, será exaltado.” (Lucas 18:9-14).



“Aquí está lo que YAHWEH dice: El sabio no debe jactarse de su sabiduría, el poderoso no debe jactarse de su poder, el rico no debe jactarse de sus riquezas; más bien, el ostentador que se jacte en esto: que él me entiende y me conoce – que Yo soy YAHWEH, practicando la misericordia, justicia y rectitud en La Tierra; porque en estas cosas me complazco, dice YAHWEH.” (Yirmeyah /Jeremías 9:23,24)



¡Conóceme!, ¡a ti te hablo!, ¡a ti te digo!, ¡entiéndeme! No te vayas todavía que no en vano existo Yo. Mi Amor por ti abarcó hasta lo más sagrado que yo había formado, amado y querido desde el principio: “En el principio era la Palabra, y la Palabra era con Elohim.” (Yojanán/Juan 1:1). “La Palabra se convirtió en un ser humano y vivió con nosotros, y nosotros vimos su Shejinah (Presencia Divina, la manifestada Gloria de YAHWEH presente con los humanos.), La Shejinah del único hijo del Padre, lleno de gracia y verdad.” (Yojanán/Juan 1:14). Cuando me consumisteis todos a una: “Como dice en el Tanaj: ¡No hay ni uno sólo que sea justo, ni aún uno! Nadie tiene entendimiento, no hay quien busque a YAHWEH todos se han ido por mal camino y al mismo tiempo se han vuelto inservibles; ¡no hay uno que muestre bondad, ni tan siquiera uno!”. (Romanos 3:10-12). “El corazón es más engañoso que cualquier otra cosa y moralmente enfermo. ¿Quién lo puede profundizar? Yo, YAHWEH, escudriño el corazón; y pruebo las motivaciones internas; para dar a todos lo que sus obras y su conducta merecen.” (Yirmeyah/Jeremías 17:9,10).



“Porque YAHWEH amó tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos.” (Yojanán/Juan 3:16).



Él no vino a traer paz a esta tierra: “No supongan que Yo he venido a traer paz a la tierra. ¡No es paz lo que he venido a traer, sino espada! Porque he venido a poner al hombre en contra de su padre, a la hija en contra de su madre, a la nuera en contra de su suegra; por tanto, los enemigos del hombre serán los miembros de su propia casa.” (Mattityah/Mateo 10:34-36)



“Porque el Ben Ha Adam (Hijo de Adam) vino a buscar y salvar lo que estaba perdido.” (Lucas 19:10)



“Poniéndose de pie, Yahshua le dijo: ¿Dónde están ellos? ¿Nadie te ha condenado? Ella dijo: Nadie, Adón (Amo). Yahshua dijo: Tampoco Yo te condeno. Ahora vete, y no peques más.” (Yojanán/Juan 8:10,11)



“Señalando a sus talmidim (discípulos), dijo: ¡Miren, he aquí mi madre y mis hermanos! Cualquiera que haga lo que mi Padre en el cielo quiere, esa persona es mi hermano, mi hermana y mi madre.” (Mattityah/Mateo 12:49,50)



Pero Él (Yahshua) sólo vino a anunciar y a darse por nosotros a través de dejarnos la semilla y el conocimiento de lo que perdura para siempre, ¡Nuestro Elohim!: “El Espíritu de YAHWEH está sobre mí; por lo tanto, me ha ungido para anunciar las Buenas Noticias a los pobres; me ha enviado a proclamar libertad a los presos y vista renovada a los ciegos, para liberar a aquellos que han sido oprimidos, a proclamar el año del favor de YAHWEH. Y el día de venganza de nuestro Elohim; para consolar a todos los que lloran, sí, para proveer para aquellos en Tziyon que están de luto, dándoles guirnaldas en lugar de cenizas, el aceite de gozo en lugar de luto, manto de alabanza en lugar de espíritu abatido, para que sean llamados cedros de justicia plantados por YAHWEH, en lo que El se enorgullece.” (Yeshayah/Isaías 61:1-3).



Consumándose hasta la muerte; siendo justo y haciendo toda justicia de Yahweh por Amor y Obediencia absoluta. Al tercer día resucitó de los muertos y está ¡VIVO!, como el único mediador: “El quiere que toda la humanidad sea salva y venga al pleno conocimiento de la verdad. Pues YAHWEH es Uno; y hay un solo mediador entre YAHWEH y la humanidad, Yahshua Ha Mashíaj, humano el mismo, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, así dando testimonio del propósito de YAHWEH en el tiempo adecuado.” (1ª Timoteo 2:4-6). “Mis hijitos, les estoy escribiendo estas cosas para que no pequen. Pero si alguno peca, tenemos a Yahshua Ha Mashíaj, el Tzaddik (El Mesías), quien ruega al Padre por amor a nosotros. También El es el Kapparah (expiación, propiciación, perdón) por nuestros pecados; y no solamente por nuestros pecados, sino también por los de todo el mundo.” (1ª Yojanán/Juan 2:1,2). Porque un abogado tenemos que es Yahshua; como justiciero: “La venganza y el pago son mi responsabilidad, para el momento cuando su pie resbale; porque el día de su calamidad está llegando pronto, su condena se está apresurando sobre ellos.” (Devarim/Deuteronomio 32:35); no la pasajera de esta tierra, también pasajera, como pasajeros son sus cambios; como pasajeras son las aptitudes de sus cambios, como la nube que pasa, como las olas del mar que van de aquí para allá sin saber a dónde van ... así como sus leyes aplicadas a la nueva legislación, a las diversas tácticas del hombre que es rápido en burlarse de todo fundamento carnal: “Y es perfectamente evidente lo que la vieja naturaleza hace. Se expresa a sí misma en inmoralidad sexual, impurezas e indecencias; idolatría, y abuso de drogas en conexión con el ocultismo; en pleitos, enemistades, ira y celos; en la ambición egoísta, divisiones, intrigas y envidia; en borracheras, orgías y cosas semejantes a estas. Les advierto ahora, como les he advertido antes: ¡Aquellos que hacen tales cosas no tendrán parte en el Reino de

YAHWEH!”. (Gálatas 5:19-21)



“No muchos de ustedes se deben hacer maestros, mis hermanos, puesto que saben que nosotros seremos juzgados más severamente. Porque todos tropezamos de muchas maneras; si alguno no tropieza en lo que dice, es una persona madura y puede refrenar todo su cuerpo. Si ponemos un freno en la boca del caballo para hacer que obedezca, también controlamos todo su cuerpo. Y piensen en un barco; a pesar que es enorme y empujado por fuertes vientos, aún el piloto lo puede guiar para donde quiera con tan sólo un pequeño timón. Así también, la lengua es un miembro muy pequeño del cuerpo, pero se jacta de grandes cosas. ¡Miren, cuán grande bosque se incendia con un fuego pequeño! Sí, la lengua es un fuego, un mundo de perversidad. La lengua está así puesta en nuestros cuerpos y deshonra a todos los otros miembros, incendiando todas nuestras vidas; y es incendiada por el mismo Guei-Hinnom (Gehena, infierno). Porque la gente ha domado y sigue domando todo tipo de animales, pájaros, reptiles y criaturas del mar; pero la lengua nadie la puede domar; ¡es algo inestable y maligno, lleno de veneno mortífero! Con ella bendecimos a Elohim el Padre, y con ella maldecimos al prójimo, que está hecho a imagen y semejanza de YAHWEH.¡De la misma boca proceden bendición y maldición! Hermanos, no es correcto que las cosas sean de esta manera. ¿Acaso una fuente echa agua dulce y amarga por la misma abertura? Hermanos, ¿puede un árbol de higos producir aceitunas? ¿O una vid, higos? Tampoco el agua salada produce agua potable.” (Yaakov/Santiago 3:1-12)



Él solo quiere ser nuestro vengador porque todo lo que se siembra, se recoge: “No se engañen a ustedes mismos; ¡nadie se burla de YAHWEH! Una persona cosecha lo que siembra.” (Gálatas 6:7). Descansemos en Él así como Él nos lo demanda: “Vengan a mí todos los que están agobiados y cargados, y Yo les daré descanso. Tomen mi yugo y aprendan de mí, porque Yo soy manso y de corazón humilde; y así encontrarán descanso para sus almas. Porque mi yugo es fácil y mi carga ligera.” (Mattityah/Mateo 11:28-30).



Querido lector, en este mismo momento tú puedes descansar en Él desde ahora y para siempre, eternamente. Solamente di esta pequeña oración de todo tu corazón y compruébalo, ahora dile así:

“HAZME VER, OH YAHSHUA. QUITA DE MÍ TODA MI CEGUERA Y NECEDAD Y ROMPE MI SORDERA PORQUE CONTRA TI SOLO HE PECADO, CONTRA EL CIELO Y CONTRA MÍ ESTOY. SÓLO VIVIR QUIERO. TEN PIEDAD DE MÍ, MISERICORDIA TE PIDO: PERDÓNAME DE TODO LO QUE CONTRA TI HE PECADO DE PENSAMIENTO, DE PALABRA Y DE OBRA DESDE QUE NACÍ DEL VIENTRE DE MI MADRE HASTA ESTE MISMO INSTANTE Y ENTRA DENTRO DE MI CORAZÓN, LÍMPIAME CON TU SANGRE VERTIDA EN LA ESTACA DE EJECUCIÓN, SÁLVAME MI ELOHIM, HUMÍLLAME ANTE TUS PIES EN MIS SOLEDADES. DESPIÉRTAME Y MI OÍDO ESTÉ PRESTO SIEMPRE DELANTE DE TI. HAZ QUE TE BUSQUE EN ANSIEDAD COMO MI ÚNICA META. TÚ ERES MI AÑADIDURA, MI DESBORDAR SEAS, ASÍ SE CUMPLIRÁ EL AMOR TODO LO PUEDE, TODO LO SOPORTA: ASÍ COMO TÚ LO DEMANDASTE. POR EL DOLOR QUE TE PROVOCÓ TU INMENSO AMOR POR NOSOTROS: ¡ACUÉRDATE DE MÍ! Y QUITA DE MI CORAZÓN, DE MI MENTE Y DE MI RAZÓN MI PROPIO ESTORBADERO. ENSÉÑAME A ENTENDERTE Y A CONOCERTE. ¡DESPIÉRTAME!, ¡AVÍVAME!, ¡ALCÁNZAME!, ARROLLÁNDOME PARA PODER SUJETARME EN TI, EN TODO MOMENTO Y HACER. ¿QUIÉN COMO TÚ? ... ¡NADIE! Y !NADA! ... EL QUE TODO LO SUSTENTA CON EL PODER DE TU DEIDAD. CETRO MÍO DE MI CORAZÓN. ¡ESFUÉRZAME! Y EN TI VALIENTE SEA HASTA EL FIN”.



“El cielo es mi trono, dice YAHWEH, y la tierra, el estrado de mis pies. ¿Qué clase de casa me podrían construir ustedes? ¿Qué clase de lugar podrían idear para mi reposo? ¿No fui Yo mismo quien hizo todas estas cosas?” (MaAseh Shlechim/Hechos 7:49,50).



“Busca primero El Reino y su justicia, y todas estas cosas se te darán también.” (Mattityah/Mateo 6:33).



“El amor es paciente y bondadoso, no celoso, no jactancioso, no se engríe, no es rudo o egoísta, no se irrita fácilmente, y no mantiene un registro de lo malo, no guarda rencor. El amor no se goza de los pecados de otros, sino su delicia es la verdad. El amor todo lo soporta, siempre confía, siempre aguarda esperanzado, siempre resiste. El amor nunca termina; pero las profecías pasarán, las lenguas cesarán, y el conocimiento pasará. Porque nuestro conocimiento es parcial, y nuestra profecía parcial; mas, cuando lo perfecto venga, lo parcial pasará.” (1ª Corintios 13:4-10).



“Estoy siendo derramado como agua; todos mis huesos están fuera de sus coyunturas; mi corazón se ha vuelto como de cera – se derrite dentro de mí; mi boca está tan seca como fragmento de vasija, mi lengua se pega a mi paladar; me has puesto en el polvo de la muerte. Perros me rodean, una banda de villanos me acecha, ellos atraviesan mis manos y pies. Puedo contar cada uno de mis huesos, mientras ellos me observan con satisfacción maligna. Dividieron entre sí mis vestiduras; por mi túnica tiraron los dados.” (Tehillim Salmos 22:14-18).



“Aunque El no había hecho violencia ni había dicho nada engañoso. No obstante, le complació a YAHWEH quebrantarlo con enfermedades para ver si se presentaba a sí como ofrenda de culpa. Si lo hace, verá su descendencia; y prolongará sus días; y a su mano el deseo de YAHWEH será cumplido. Después de esta prueba penosa, El verá luz después de la muerte. Porque El conoció [dolor y sacrificio] mi siervo justo justifica a muchos; es por los pecados de ellos que El sufre. Por lo tanto le asignaré parte con los grandes, El dividirá el botín con los poderosos, por haberse expuesto a la muerte y por ser contado entre los pecadores, mientras realmente cargando los pecados de muchos e intercediendo por los transgresores.” (Yeshayah/Isaías 53:9-12).


E. D. Bruñó Ibáñez
D.L. Z-4035-07

©Ministerio La Pluma Divina




.

jueves, 25 de marzo de 2010

¡Desde Adán!...

.



¡Todo!, oh Tú mi Elohim y mi Amo, ¡Tu dolor!, fue como un placer de obediencia, como una lluvia arrasadora atravesando lo que encontró en su apoyo, arrogado al destino de un mar abierto de remanso, hasta Tu resurgimiento. Tres días de silencio, el paso de todo viviente, pero el Tuyo, el único, fue breve, resurgiendo hasta lo infinito para que a través de Ti se rompiera el leudo (opositor) que imperó por la cobardía de todo hombre, porque todo lo que proyectaba Tu luz lo aniquilaban: “Ahora, oigan otra parábola. Había un campesino que plantó una viña. Le puso un muro alrededor, preparó un lagar donde hacer el vino, y construyó una torre; luego se la alquiló a unos labradores, y se fue. Cuando llegó el tiempo de la cosecha, envió a unos sirvientes a recoger la parte de la siembra que le correspondía. Pero los labradores agarraron a los sirvientes; a unos les pegaron, a otros mataron y a otros apedrearon. Así que envió otros sirvientes, más que el primer grupo, a ellos les hicieron lo mismo. Finalmente les envió a su hijo, diciendo: A mi hijo sí respetarán. Pero cuando los labradores vieron al hijo, se dijeron uno al otro: Este es el heredero. ¡Vengan, matémosle, y cojamos la herencia! Así que le atraparon, le echaron de la viña y le mataron. Ahora, cuando el dueño de la viña venga, ¿qué hará con esos labradores?” (Mattityah/Mateo 21:33-40)



Era demasiado incrustadora, desnuda y clara. Mejor, pensaba el hombre, era exteriorizarla con formas aparentes: “Entonces Yahshua se dirigió a la gente y a sus talmidim. Les dijo: Los maestros de la Toráh y los Perushim se sientan en la silla de Moshe. Así que cualquier cosa que le digan que [Moshe] dijo, tengan cuidado de hacerla. ¡Pero no guarden sus ordenanzas ni hagan lo que ellos hacen, porque ellos hablan, pero no actúan! Ellos atan cargas tan pesadas a los hombros de la gente, pero no alzan un dedo para ayudar a cargarlas. Todo lo que hacen, lo hacen para ser vistos por otros; pues ellos hacen sus tefilin anchos y sus tzitziyot largos, les fascinan los lugares de honor en los banquetes y los mejores sitios en las sinagogas, y aman ser saludados con deferencia en las plazas de mercado y ser llamados 'Rabí.' Pero ustedes no deben permitir que la gente los llame 'Rabí'; porque ustedes tienen un Rabí, y todos son hermanos entre sí.” (Mattityah/Mateo 23:1-8)



“Igualmente por fuera tienen apariencia para la gente de buenos y honrados, pero interiormente están llenos de hipocresía y muy lejos de la Toráh. ¡Ay de ustedes, maestros de la Toráh y Perushim, hipócritas! Ustedes construyen tumbas para los profetas y decoran los sepulcros de los tzaddikim, y después dicen: Si hubiéramos vivido en los tiempos de nuestros padres, no habríamos tomado parte en los asesinatos de los profetas.” (Mattityah/Mateo 23:28-30)



Pero la Sangre de Yahshua hizo que el velo se rompiera: “En este momento, el parojet en el Templo fue rasgado en dos, de arriba abajo; y hubo un terremoto, y las rocas se partieron.” (Mattityah/Mateo 27:51) para que a través de Él tuviésemos entrada justificada por Él: “hemos sido considerados justificados por medio del sacrificio de su sangrienta muerte,” (Romanos 5:9) y nuestra intimidad fuera escuchada en el secreto íntimo, a través de nuestro mediador que es Yahshua: “Mis hijitos, les estoy escribiendo estas cosas para que no pequen. Pero si alguno peca, tenemos a Yahshua Ha Mashíaj, el Tzaddik (El Mesías), quien ruega al Padre por amor a nosotros. También El es el Kapparah (expiación, propiciación, perdón) por nuestros pecados; y no solamente por nuestros pecados, sino también por los de todo el mundo. La manera que podemos estar seguros que le conocemos, es si estamos obedeciendo sus mandamientos. Cualquiera que diga: Yo le conozco, pero no obedece sus mandamientos, es un mentiroso, y la verdad no está en él. Pero si alguno hace lo que El dice, entonces verdaderamente el amor por YAHWEH ha llegado a la meta en él. Por esto estamos seguros que estamos unidos con El. Una persona que declara que está continuamente en unión con El, debe conducir su vida en la forma que El lo hizo.” (1ª Yojanán/Juan 2:1-6)



“Porque YAHWEH amó tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos. Porque YAHWEH no envió a su Hijo al mundo para juzgarlo, sino que por medio de El, el mundo pudiera salvarse. Aquellos que confían en El, no son juzgados; pero los que no confían en El, ya han sido juzgados, por el hecho que ellos no han confiado en el único e incomparable Hijo de YAHWEH.” (Yojanán/Juan 3:16-18)



Todos queremos conseguir la paz, el sosiego, el equilibrio, el sostén, el gozo de todo lo que nos rodea y sondea, ¿acaso no nos sorprende el rocío mañanero?, ¡cómo la flor se abre!, y destila su perfume, su color, su belleza delicada y tersa, como Su Nombre: “Tus aceites de unción tienen una fragancia maravillosa; tu nombre es como aceite de unción derramado.” (Shir-HaShrimin/Cantos de Salomón 1:3)



“Miryam cogió una pinta de aceite de nardo puro, que es muy caro, lo derramó sobre los pies de Yahshua y enjugó sus pies con sus cabellos; y así la casa se llenó de la fragancia del perfume.” (Yojanán/Juan 12:3)



¿Acaso el Amor no tiene su propio aroma y recuerdo?, que desde la niñez ya lo tenemos destilado en nuestro recuerdo, permanente desde la infancia lo arrastramos hasta nuestra única morada en que todos vamos a parar por transición: “Pues yo sé que me traerás a muerte, la casa asignada a todos los que viven.” (Iyov/Job 30:23)



Todos queremos conseguir que nuestra vela se consuma por un ideal de contentamiento, desde los cielos se oyó: sólo en Él tengo contentamiento: “Aquí está mi siervo, a quien apoyo, mi escogido, en quien tomo placer. Yo he puesto mi Espíritu en El; El traerá justicia a los Goyim.” (Yeshayah/Isaías 42:1)



“Pero Yahshua, gritando fuertemente otra vez, entregó su espíritu. En este momento, el parojet en el Templo fue rasgado en dos, de arriba abajo; y hubo un terremoto, y las rocas se partieron. También se abrieron los sepulcros, y los cuerpos de mucha gente que había muerto, fueron levantados a vida; y después que Yahshua resucitó, salieron de los sepulcros y fueron a la Ciudad Kadosh, donde mucha gente los vieron. Cuando el oficial Romano y aquellos que con él estaban vigilando a Yahshua sintieron el terremoto, y vieron lo que estaba pasando, se pusieron atemorizados, y dijeron: El, en verdad, era el Hijo de Elohim. Había muchas mujeres allí, mirando desde lejos; habían seguido a Yahshua desde Galil, ayudándole. Entre las cuales estaban Miryam de Magdala, Miryam la madre de Yaakov y Yosef, y la madre de los hijos de Zavdai.” (Mattityah/Mateo 27:50-56)



¡Cómo abogaba ya Yahshua en la estaca de ejecución por nosotros!: “Yahshua dijo: Padre, perdónalos; porque no entienden lo que están haciendo.” (Lucas 23:34)



Hasta los doctores de la Ley le llamaban Rabí, Maestro: “Yahshua le contestó: Tú tienes el nombramiento de ser maestro de Israel, y ¿no sabes esto? ¡Sí, en verdad te digo que de lo que hablamos, conocemos; y de lo que testificamos, hemos visto; pero ustedes no aceptan nuestras evidencias! Si ustedes no me creen cuando les cuento de las cosas del mundo, ¿cómo me creerán de las cosas del cielo? Nadie ha subido al cielo, sólo el que ha descendido del cielo; el Ben Ha Adam. Así como Moshe levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Ben Ha Adam; para que todos los que en El confían tengan vida eterna.” (Yojanán/Juan 3:10-15)



Todo retorna: la ola, la corriente, la primavera; pero del hombre hasta su memoria se pierde, cuyo fundamento “fue” como río derramado y en la penumbra oscura y densa desapareció su último argumento y ahí quedó sellado y olvidado y por otros desconocido.



¿Qué dirección toma el tornado?, ¿el aluvión?, ¿el aire? ¿Cuándo se fragua la tormenta?, y el sonido que rompe el silencio ¿a quién atemorizará? ¿Por qué se cuartea la tierra con trazos desiguales?, ¿y el desierto con sus dunas desbarata el camino en la noche oscura? ¿Dónde está la brújula?, ¿si Elohim no habría destilado sabiduría al hombre que creó para que viéramos la grandeza de una perfección regeneradora siendo Él el único que lo sustenta?...



El que puso, desde el principio, Sus Leyes en el corazón del hombre y el hombre pecó contra su Elohim: “Ahora bien, la serpiente era más astuta que ningún animal salvaje que YAHWEH Elohim había hecho. Ella dijo a la mujer: ¿Dijo realmente Elohim: No comerás de ningún árbol en el paraíso? La mujer respondió a la serpiente: Podemos comer del fruto de los árboles del paraíso, pero acerca del fruto del árbol en el medio del paraíso, Elohim dijo: No comerán de él ni lo tocarán, o morirán. La serpiente dijo a la mujer: No es verdad que de cierto morirán; porque Elohim sabe que en el día que coman de él, sus ojos serán abiertos, y ustedes serán como Elohim, conociendo el bien y el mal. Y la mujer vio que el árbol era bueno para comer, que era placentero a la vista para mirarlo y hermoso para contemplarlo, ella tomó algo de su fruto y sí comió, y dio un poco a su esposo también con ella, y ellos comieron. Entonces los ojos de ambos fueron abiertos, y ellos se percataron de que estaban desnudos. Así que ellos cosieron hojas de higuera para hacerse taparrabos. Ellos oyeron la voz de YAHWEH Elohim caminando por el paraíso a la hora de la brisa de la tarde, y el hombre y su esposa se escondieron de la presencia de YAHWEH Elohim entre los árboles del jardín. YAHWEH Elohim llamó al hombre: ¿Dónde estás tú? El respondió: Oí tu voz mientras caminabas en el paraíso, y tuve temor, porque estoy desnudo, y me escondí. Elohim le dijo a él: ¿Quién te dijo que estabas desnudo, a no ser que hayas comido del árbol del cual te ordené que de él no comieras? El hombre respondió: La mujer que me diste para estar conmigo – ella me dio el fruto del árbol, y yo comí. YAHWEH Elohim dijo a la mujer: ¿Qué es esto que tú has hecho? La mujer respondió: La serpiente me engañó, así que comí.” (Bereshit/Génesis 3:1-13)



¿Acaso la sugestión no es hoy el principal argumento del hombre? ¿No codician sus ojos lo que otros poseen y luchan hasta el fin para conseguirlo sin importarles el mal que ocasionan y con ello se ligan a la venganza y todo continúa desde Caín?: “Y YAHWEH dijo a Kayin: ¿Dónde está Hevel tu hermano? Y él respondió: Yo no sé; ¿soy el guarda de mi hermano? YAHWEH dijo: ¿Qué es lo que has hecho? ¡La voz de la sangre de tu hermano está gritándome desde la tierra!”. (Bereshit/Génesis 4:9,10). Hasta hoy. Pero Elohim es el mismo hoy, ayer y por los siglos.



“Porque YAHWEH amó tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos. Porque YAHWEH no envió a su Hijo al mundo para juzgarlo, sino que por medio de El, el mundo pudiera salvarse. Aquellos que confían en El, no son juzgados; pero los que no confían en El, ya han sido juzgados, por el hecho que ellos no han confiado en el único e incomparable Hijo de YAHWEH. Ahora, éste es el juicio: la luz ha entrado en el mundo, pero la gente amó las tinieblas más que a la luz. ¿Por qué? Porque sus obras eran perversas. Porque todos los que hacen cosas malvadas, odian la luz y la evitan, para que sus obras no sean expuestas. Pero todo el que hace lo que es verdadero viene a la luz, para que todos vean que sus obras son realizadas por Elohim.” (Yojanán/Juan 3:16-21)



Porque el Gran Mandamiento del hombre uno es: “Amarás a YAHWEH tu Elohim, con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu fuerza. Este es el mayor y más importante mitzvah. Y un segundo similar a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Toda la Toráh y los profetas dependen de estos dos mitzvot.” (Mattityah/Mateo 22:37-40)



Él es tardo para la Ira y grande en Misericordia: “YAHWEH pasó delante de él y proclamó: ¡¡¡YUD-HEH-VAV-HEH!!! Yud-Heh-Vav-Heh [YAHWEH] es Elohim, misericordioso y compasivo, tardo para la ira, rico en gracia y verdad; mostrando gracia hasta la milésima generación, perdonando ofensas, crímenes y pecados; aun no exonerando al culpable, pero causando los efectos negativos de las ofensas de los padres que sean experimentados por sus hijos y nietos, y aun por la tercera y cuarta generaciones.” (Shemot/Éxodo 34:6,7)



Clama a Él en espíritu y verdad, pues Él te dice: “Yahshua dijo: YO SOY EL CAMINO Y LA VERDAD Y LA VIDA; nadie viene al Padre, excepto a través de mí.” (Yojanán/Juan 14:6)



Humíllate ante Él en tu intimidad más absoluta, abre tu corazón ante Él porque siempre escucha al hombre que le llama: “Abran sus oídos y vengan a mí; escuchen bien, y vivirán; Yo haré un Pacto eterno con ustedes, la gracia que le aseguré a David.” (Yeshayah/Isaías 55:3)



“El brazo de YAHWEH no es muy corto para salvar, ni su oído está muy entumecido para oír.” (Yeshayah/Isaías 59:1)



Ábrele la puerta de tu corazón para que Él entre dentro de ti: pídeselo. Reconócete ante Él, que todo lo ve, a través del único Mediador: “El quiere que toda la humanidad sea salva y venga al pleno conocimiento de la verdad. Pues YAHWEH es Uno; y hay un solo mediador entre YAHWEH y la humanidad, Yahshua Ha Mashíaj, humano el mismo, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, así dando testimonio del propósito de YAHWEH en el tiempo adecuado.” (1ª Timoteo 2:4-6) que nos ha sido dado por Su Gracia infalible y derramada. Victoria segura y firme: ¡Yahshua!



Dile así ahora, ahí donde tú estás: “AMADO YAHSHUA TEN PIEDAD DE MÍ, ELOHIM MÍO, PERDÓNAME TODOS MIS PECADOS Y DELITOS QUE HE COMETIDO CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI. ENTRA, TE RUEGO, DENTRO DE MI CORAZÓN. TEN MISERICORDIA DE MÍ Y PERDÓNAME DESDE QUE NACÍ DEL VIENTRE DE MI MADRE HASTA ESTE MISMO MOMENTO. SÁLVAME, CÚBREME CON TU SANGRE PRECIOSA, LÍBRAME DE TODA CADENA Y DE MÍ MISMO: “Crea en mí, Elohim, un corazón limpio; renueva en mí un espíritu inflexible. No me eches de tu presencia, no me quites tu Ruaj HaKodesh. Restaura mi alegría en tu salvación, y permite que un espíritu vigoroso me sostenga. Entonces enseñaré tus caminos al perverso, y los pecadores regresarán a ti. Rescátame de la culpa de derramar sangre, Elohim, ¡Elohim de mi salvación! Entonces mi lengua cantará acerca de tu justicia – YAHWEH, abre mis labios; entonces mi boca te alabará”. (Tehillim/Salmos 51:10-15). GUÍAME POR LA ÚNICA SENDA DE TU JUSTICIA, AYÚDAME A CAMINAR CONTIGO Y A LO LARGO DE MI SUEÑO, TÚ ME DESPIERTES: AMADO MÍO”.



E. D. Bruñó Ibáñez
D.L. Z-2440-05

©Ministerio La Pluma Divina




.

¿De quién es el origen del hombre y su paternidad?... ¿de quién?

.

¡Oíd! ... ¡Escuchad! ... todo sonido que sale de la boca de toda criatura que sale de tu vientre; tened paciencia y escuchadle... y... ¡os sorprenderá! ... lo que sale de su reconocimiento primario: “Abba”

“Ahora, por ustedes ser hijos, YAHWEH ha puesto en nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el Espíritu que clama: "¡Abba!" (esto es: "¡Amado Padre!") (Gálatas 4:6)

“El Creador”, el que da la vida; saliendo de su gestación, a la luz, al exterior; nutriéndose desde fuera; alabando en espíritu al Padre: ¡Abba!; hasta que adquiere el lenguaje imitador, dándole a conocer que cada sonido tiene su complejo identificador.
Todo ser humano que nace, tiene la obligación y el deber de saber lo que los padres le ocultan desde sus comienzos; de interés es enseñarle este hermoso conocimiento de adoración y de creación, escrito para toda criatura: “Entonces Elohim dijo: Hagamos a la humanidad a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y reinen sobre los peces en el mar, las criaturas que vuelan en el cielo, los animales, y sobre toda la tierra, y sobre toda criatura que se arrastra en la tierra. Así que Elohim creó al hombre; a la imagen de Elohim lo creó; macho y hembra El los creó. Elohim los bendijo, diciendo: Sean fructíferos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla. Tengan dominio sobre los peces en los mares y las criaturas que vuelan en el cielo, y todo ganado y toda la tierra, y toda criatura viviente que se arrastra en la tierra.” (Bereshit/Génesis 1:26-28)

Cuando llegó la teoría de Darwin, revolucionó a toda la faz de la tierra, confirmando que el hombre a través de su evolución salió del mono; y no sólo se quedó ahí, sino que todo científico iba recopilando todos los datos y características del desarrollo evolutivo, ¡hasta hoy!

“¡Señoread!, ¡señoread! sobre todas las bestias que se mueven sobre la tierra” ¿en qué habéis convertido este Don Divino? ¿Este otorgamiento y mandamiento? ¿En qué?; ¡adorando a la bestia! ¡Reconociéndola en vuestro padre de origen! Ciertamente, también el Todopoderoso nos dio la libertad en nuestra herencia. ¡Elohim no obliga!; deja al hombre a su entera libertad de elección porque El se identifica, lo muestra, lo prueba y de Él está escrito: “Amarás a YAHWEH tu Elohim, con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu fuerza.” (Mattityah/Mateo 22:37) y “No tendrás otros dioses delante de mí. No te harás para ti imagen tallada de ningún tipo de representación de ninguna cosa arriba en el cielo, debajo en la tierra o en el agua debajo de la línea de la orilla. No te inclinarás a ellas ni las servirás; Porque Yo, YAHWEH tu Elohim, soy un Elohim celoso, castigando a los hijos por los pecados de los padres hasta la tercera y cuarta generación de aquellos que me odian, pero exhibiendo gracia hasta la milésima generación de aquellos que me aman y obedecen mis mitzvot.” (Shemot/Éxodo 20:3-6)

¿No es aborrecerlo y rechazarlo como Padre de toda criatura?
¿Acaso no somos hechura Suya?
¿No estamos hechos a Su imagen y semejanza?

La vasija de barro se reveló contra su Alfarero... en vez de señorear... queda sorprendido de su gran parecido, de cómo ha ido evolucionando su estado de primate hasta llegar en su evolución a un estado superior, hasta alcanzar la más elevada inteligencia y tecnología. A través de todos los tiempos el hombre elige a quién adorar y quién le adore y le dé lo que quiere conseguir; su meta es la más antigua de todas... en Bereshit/Génesis, este antiguo libro, dice así: “La serpiente dijo a la mujer: No es verdad que de cierto morirán; porque Elohim sabe que en el día que coman de él, sus ojos serán abiertos, y ustedes serán como Elohim, conociendo el bien y el mal.” (Bereshit/Génesis 3:4,5)

¡¡¡Seréis como Elohim!!! ¡¡Ahí está la cuestión!! ¡Quiere ser como Elohim por evolución!, ¡por evolución de la bestia a su plena manifestación de fuerza y ¡¡poder!! Sojuzgando no a la naturaleza creada, sino al hombre: oprimiéndolo, sujetándolo, manejándolo, dominándolo... Escrito está: “No por fuerza, y no por poder, sino por mi Espíritu, dice YAHWEH-Elohim Tzavaot.” en Zejaryah/Zacarías 4:6.

¡Qué pena que el hombre no busca!
¡Qué pena que el hombre no medita!

"Pero Yo tengo testimonio mayor que el de Yojanán. Porque las cosas que el Padre me
ha dado a hacer, las mismas cosas que estoy haciendo ahora, testifican acerca de mí que el Padre me ha enviado. Y por encima de esto, el Padre que me ha enviado, El mismo ha testificado acerca de mí. Pero ustedes nunca han oído su voz, ni han visto su aspecto; además, su palabra no se queda en ustedes, porque no confían en el que El envió. Ustedes se mantienen examinando el Tanaj porque piensan que en él tienen vida eterna. Esas mismas Escrituras dan testimonio de mí, ¡pero ustedes no quieren venir a mí para que obtengan vida!" No busco alabanza de los hombres, pero pueblo, Yo sí los conozco a ustedes. ¡Yo sé que dentro de ustedes no tienen amor por YAHWEH! Yo he venido en Nombre de mi Padre, y ustedes no me aceptan; si otro viniera en su propio nombre, a ese sí le aceptarían. ¿Cómo pueden confiar? Están ocupados buscando alabanza uno del otro, en lugar de buscar alabanza solamente de YAHWEH. Pero no crean que voy a ser Yo el acusador de ustedes delante del Padre. ¿Saben quién los acusará? ¡Moshe, ese mismo, con el mismo que ustedes han contado! Porque si ustedes en realidad le creyeran a Moshe, a mí me creerían; porque fue acerca de mí que él escribió. Pero
si no creen lo que él escribió, ¿cómo van a creer lo que Yo digo?” (Yojanán/Juan 5:36-47)

“Permanece pidiendo, y te será dado; sigue buscando y encontrarás; sigue llamando y la puerta se abrirá para ti. Porque todo el que permanece pidiendo, recibe; aquel que se mantiene buscando, encuentra; y para aquel que sigue llamando, la puerta le será abierta.” (Mattityah/Mateo 7:7,8).

¿Quién necesita de Elohim, Elohim o el hombre creado por Él? ¡Ay barro! ¡que rompes el molde de Elohim y fabricas escultura a quien adorar! ... ¡cubriéndola de mandamientos de hombres! ... ¡fabricando religiones que no salvan sino que condenan a toda una larga eternidad! ... ¿¿¿acaso la salvación no se siente??? ... pues... ¿no está escrito que cuando la conciencia redarguye al hombre rebelde por condición, cuando clama a Elohim pidiéndole en Espíritu y Verdad en Tehillim/Salmos 51:10: “Crea en mí, Elohim, un corazón limpio; renueva en mí un espíritu inflexible.” porque conoció la salvación? Esta libertad tan Grande, con gozo exclamador, que la conciencia reclama, bramando por ella; porque nunca se conoció tal Amor. Esa Salvación tan Única y tan Grande que ilumina a todo hombre de Yahshua con el resplandor de Su Gloria... “Atesoro tu palabra en mi corazón, para no pecar contra ti.” (Tehillim/Salmos 119:11)... pero... la simiente de la serpiente, también prevalece en el hombre: escogiendo a la bestia como símbolo de fuerza, reforzándolo en su poder carnal, terrenal, animal y diabólico; pero Elohim es el mismo ayer y hoy y por los siglos y escrito está en Yaakov/Santiago 3:13-18: “¿Quién de entre ustedes es sabio y entendido? Demuéstrelo con su buena manera de vivir, con obras hechas en humildad que emanan de la sabiduría. Pero si guardan en sus corazones celos amargos y ambición egoísta, ¡no se jacten y ataquen la verdad con mentiras! Esta sabiduría no es la que viene de lo alto, por el contrario, es mundana, apartada del espíritu, diabólica. Porque donde hay celos y ambición egoísta, allí habrá falta de armonía y todo tipo de prácticas asquerosas. Pero la sabiduría de lo alto es, primero que todo, pura, después pacífica, condescendiente, llena de misericordia y buenos frutos, sin parcialidad ni hipocresía. Y los pacificadores que siembran semilla en paz, tienen una cosecha de justificación.”

Pero... el hombre también dispone de una lengua perversa... “hay palabras que matan y sentimientos que destruyen”... “Sí, la lengua es un fuego, un mundo de perversidad. La lengua está así puesta en nuestros cuerpos y deshonra a todos los otros miembros, incendiando todas nuestras vidas; y es incendiada por el mismo Guei-Hinnom.” (Yaakov/Santiago 3:6). Como también, por el dedo de Yahweh, está escrito en Yeshayah/Isaías 29:13,14: “Entonces YAHWEH dijo: Porque este pueblo se acerca a mí con palabras huecas y el honor que me rinden es un mero jarabe de pico; mientras de hecho han distanciado sus corazones de mí, y su 'temor a mí' es sólo un mitzvah de origen humano – por lo tanto, tendré que continuar escandalizando a este pueblo con cosas asombrosas y pasmosas, hasta que la 'sabiduría' de sus 'sabios' desaparezca, y el 'discernimiento' de los que 'disciernen' esté oculto.”

¿Dónde está la libertad del hombre?, llevado de aquí para allá con vanas doctrinas de “cábalas” humanísticas; cargándoles de pesadas cargas: “Ellos atan cargas tan pesadas a los hombros de la gente, pero no alzan un dedo para ayudar a cargarlas. Todo lo que hacen, lo hacen para ser vistos por otros; pues ellos hacen sus tefilin anchos y sus tzitziyot largos, les fascinan los lugares de honor en los banquetes y los mejores sitios en las sinagogas, y aman ser saludados con deferencia en las plazas de mercado y ser llamados 'Rabí.'” (Mattityah/Mateo 23:4-7)

¿¿A quién quieren engañar?? ¿A la Escritura? ... ¿que... tan clara, Elohim con Su Dedo, con Su Espíritu, puso a quién dirigir su contexto? ¿No va Elohim a conocer al hombre, al que formó? ¿Cómo dirigirse a él para su gozo y bendición? ¿No es que el hombre quiere pasar de su Elohim y ser igual a Él?: ¡La historia se repite!; ¡es antigua, clara y sagaz!: el hombre cambió el versículo poniéndose en capítulo como su principal autor; arrastrar a las masas, su clara intención; dándole al hombre el premio de su interpretación.

¡¡Ay necios!!
¡¡Ay, que no sabéis!! ... “No se engañen a ustedes mismos; ¡nadie se burla de YAHWEH! Una persona cosecha lo que siembra.” (Gálatas 6:7)
La cosecha de Elohim permanece para siempre... y... la del hombre carnal, animal y diabólico perecerá... ¡repasad!, ¡buscad y hallaréis! ... ¿no es el hombre el que necesita de su Creador? ¿De su Elohim? ¿De su Salvador? ¿De su Abogado? ¿De su Defensor? ¿De su Médico? ¿De su Consolador? ... y... ¿no vino Elohim encarnado en Su Hijo, a través de Su Espíritu, hecho hombre, a esta tierra? ¿Demostrándolo con palabra y obra?: “Porque el Ben Ha Adam vino a buscar y salvar lo que estaba perdido.” (Lucas 19:10)

¡¡¡OH, CUÁN GRANDE ES SU AMOR!!!

¡Hasta dónde llegó en obediencia y sumisión al todo Creador, como Mediador entre Elohim y los hombres!: “El quiere que toda la humanidad sea salva y venga al pleno conocimiento de la verdad. Pues YAHWEH es Uno; y hay un solo mediador entre YAHWEH y la humanidad, Yahshua Ha Mashíaj, humano el mismo, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, así dando testimonio del propósito de YAHWEH en el tiempo adecuado.” (1ª Timoteo 2:4-6) Y no sólo se derramó consumiéndose en Amor, sino que resucitó y todo ojo lo vio, enviando Su Espíritu a todo ser que lo necesita, que lo busca, que lo encuentra; en una fusión auténtica, real, vital, en esa unión entre el hombre y el Todopoderoso, en toda una unidad que abarca el corazón, el alma, el espíritu; en una sola fusión única, global, universal... ¿así existe hoy! ¡en un 1.996!, ¡así como suena! ¡así como silencia! ¡¡Así como sientes dentro de ti que la Gloria de Elohim y Su Justicia se convierten en ti en una realidad viva, íntima, personal, auténtica y real!!
¡ESTO PASA HOY!

Porque “En el tiempo aceptable te oí en el día de salvación te ayudé.” (2ª Corintios 6:2) como dijo Él; ¿acaso no es el mismo que hoy te habla? ... y... que... ¿ahora lo tienes ahí? ¿Junto a ti? ¡Él no obliga! Tú eres la que tienes que dirigirte y mostrarle tu interior, en tu mayor intimidad, ese desnudamiento de tu corazón y sentir tan mutilado porque “hoy”, aunque te parezca extraño, te escucha, te siente, te sientes volcada a verterte sólo a Él, ¡háblale!¡llora!¡clama!¡solloza! ... ¡viértete! ¡Libérate! y sin que te des cuenta, sentirás Su Presencia, envolviéndote, ¡aprovecha! ¡esta es tu ocasión!¡este es tu momento!¡este es el lugar!¡tu hora!¡tu segundo!¡ahí estás en Su Presencia!, dile:

“¡Oh, Amado Yahshua, reconozco que soy una pecadora y aunque sé que hago mal no puedo hacer el bien que yo quiero porque hay algo que se apodera de mí y no puedo librarme de ello, ¡ayúdame! ¡Líbrame de este mal que me posee! ¡Entra en mi corazón! ¡Límpiame con tu Sangre vertida en la estaca de ejecución! porque no sabían lo que hacían, ni yo sé lo que yo hago, ¡sálvame! ¡Guíame por la senda de la justicia! ¡Enséñame! ¡Condúceme en Espíritu y Verdad! ¡Hazme entender Tu Palabra en mi caminar! Gracias Yahshua porque existes, porque eres hoy vida nueva, quiero tener la paz interior, conseguir vivir contigo ahora en paz y para siempre. Un testamento quiero conseguir; ¡tenerte hoy y para siempre! en una Gran Eternidad ¡Sosténme en Tu Amor para no desfallecer, y él me aliente y siempre sostenga fielmente, hasta que un día me llegue hasta Ti para siempre. Amén.”


E. D. Bruñó Ibáñez
D.L. Z-3883-06

©Ministerio La Pluma Divina




.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Dad al César...

.

¡Cierto! ... dad al César lo que es del César. Fazcio, dad todo tributo porque así lo marca la ley y todos a una tributamos todo aquello controlado, etiquetado, formulado. Todo así queda encarcelado en celdillas, en cada una queda inscrita todo aquel que da de sus sudores su parte del salario, ¡cierto, así es! ... la ley manda y así se exige. En las instrucciones de Yahshua está escrito, fue formulado y edicto: “Entonces los Perushim se fueron y concibieron un plan para entrampar a Yahshua con sus propias palabras. Ellos le enviaron algunos de sus propios talmidim y algunos miembros del partido de Herodes. Le dijeron: Rabí, sabemos que tú dices la verdad, y realmente enseñas cual es el camino de YAHWEH. Y no te importa lo que la gente piense de ti, pues no pones atención a la categoría de la persona. Así que, danos tu opinión: ¿Permite la Toráh pagar impuestos al Emperador Romano o no? Yahshua, sabiendo sus intenciones maliciosas, dijo: ¡Hipócritas! ¿Por qué me tienden trampas? ¡Enséñenme la moneda que usan para pagar impuestos! Le trajeron un denario; y El les preguntó: ¿De quién es esta inscripción y esta imagen? Del Emperador, ellos respondieron. Yahshua les dijo: ¡Nu, den al Emperador lo que es del Emperador, y a Elohim lo que es de Elohim! Cuando oyeron esto, se quedaron asombrados, le dejaron y se fueron.” (Mattityah/Mateo 22:15-22).

Los Zares también subyugaron y no precisamente con el carisma emblemático de la ley ... sino aún peor: como hijos del sol lo exigieron y no sólo el tributo, sino también sus vidas ... así como el holocausto nazi ... ahí ni tributo sino exterminación de conciencia mundial que el humo de los muertos recorrió la tierra entera, para nuestra vergüenza, para nuestra culpabilidad general ya que sus cámaras de gas eran expuestas por naciones enteras: cerrando los ojos, matando los oídos de tantos lamentos, de semejante homicidio colectivo que un líder, un solo hombre que usó los mítines, su voz, su sonido, para así poder transmitir su sentir carnal y animal y diabólico: “Y es perfectamente evidente lo que la vieja naturaleza hace. Se expresa a sí misma en inmoralidad sexual, impurezas e indecencias; idolatría, y abuso de drogas en conexión con el ocultismo; en pleitos, enemistades, ira y celos; en la ambición egoísta, divisiones, intrigas y envidia; en borracheras, orgías y cosas semejantes a estas. Les advierto ahora, como les he advertido antes: ¡Aquellos que hacen tales cosas no tendrán parte en el Reino de YAHWEH!”. (Gálatas 5:19-21)... en los cuales los oyentes no eran diferentes al foro del César cuando los seguidores de Yahshua eran echados a los leones gozándose la plenitud de los espectadores como así se mofaban cuando vieron cortada la cabeza de Yojanán/Juan: “Sin Embargo, en el cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías salió a danzar delante de los invitados, y complació tanto a Herodes, que este prometió, bajo juramento, darle cualquier cosa que ella pidiera. Entonces ella, aconsejada por su madre, le dijo: Dame en un plato la cabeza de Yojanán el que sumerge en agua. Esto entristeció mucho al rey; pero como había hecho un juramento en presencia de los invitados, ordenó que su deseo fuese cumplido. Ordenó, pues, decapitar a Yojanán en la cárcel. La cabeza fue traída en un plato a la muchacha; y ella se la dio a su madre. Los talmidim de Yojanán vinieron, se llevaron el cuerpo y lo sepultaron; después fueron y avisaron a Yahshua. Cuando Yahshua recibió la noticia, se fue de allí en un bote para estar solo en un lugar desierto. Pero la gente lo supo y salió de los pueblos para seguirle por tierra.” (Mattityah/Mateo 14:6-13)… y a Sansón: burlado, atrapado y enganchado por Dalila: “Cuando estaban alegres dijeron: Llamen a Shimshon para que nos entretenga. Así que ellos llamaron a Shimshon de la prisión, y él los entretuvo. Cuando lo pusieron entre dos columnas, Shimshon le dijo al joven que lo llevaba de la mano: Déjame sentir las columnas que soportan el edificio, para poderme recostar a ellas. El edificio estaba lleno de hombres y mujeres; y todos los jefes de los Plishtim estaban allí; además de ellos, había como tres mil hombres y mujeres en la azotea mirando, mientras Shimshon los entretenía. Shimshon clamó a YAHWEH: "YAHWEH, Elohim, sólo esta vez, por favor, piensa en mí, y por favor, dame fuerza, para tomar venganza sobre los Plishtim por lo menos por uno de mis dos ojos." Shimshon agarró las dos columnas del medio que soportaban el edificio y se apoyó en ellas, en una con su mano derecha y en la otra con su izquierda. Entonces, gritando, dijo: "¡Muera yo con los Plishtim!" Empujó con toda su fuerza; y el edificio se derrumbó sobre los jefes y toda la gente adentro. Así que él mató más a su muerte que los que había matado durante su vida. Sus hermanos y toda la familia de su padre vinieron, se lo llevaron, lo trajeron y lo enterraron entre Tzor y Eshtaol, en la tumba de su padre Manoaj. El había juzgado a Israel por veinte años.” (Shoftim/Jueces 16:25-31)… ¿y cuántas naciones y cuántos alucinados y visionarios con el carisma de arrastrar y arrasar a multitudes sedientas de sangre, de justicia, de idolatrías, de dogmas y de envolturas... que de por sí solos “nada podían”? Así empezó todo para el hombre... la ley: “Dad al César lo que es del César”. “¡den al Emperador lo que es del Emperador, y a Elohim lo que es de Elohim!”. (Mattityah/Mateo 22:21)… ¿y... Elohim?... ¿dónde está?, ¿en la iglesia? ... ¡si escrito está en la ley que Elohim no habita en templos hechos por la mano del hombre!: “y Shlomó, sí le construyó una casa. ¡Pero Ha Elyon no vive en lugares hechos por manos! Como dice el profeta: El cielo es mi trono, dice YAHWEH, y la tierra, el estrado de mis pies. ¿Qué clase de casa me podrían construir ustedes? ¿Qué clase de lugar podrían idear para mi reposo? ¿No fui Yo mismo quien hizo todas estas cosas? ¡Pueblo de dura cerviz, con corazones y oídos incircuncisos! ¡Ustedes constantemente se oponen al Ruaj HaKodesh! ¡Ustedes hacen las mismas cosas que hicieron sus padres! ¿A cuál de los profetas sus padres no persiguieron? Y mataron a los que les anunciaron de antemano la venida del Tzaddik, ¡y ahora se han convertido en los traicioneros y asesinos de El! ¡Ustedes, que reciben la Toráh como entregada por ángeles, pero no la guardan! Al oír estas cosas, ellos se sintieron como si se les hubiera punzado el corazón, y rechinaban sus dientes contra él. Pero, lleno del Ruaj HaKodesh, alzó su mirada al cielo y vio la Shejinah de YAHWEH, con Yahshua de pie a la mano derecha de YAHWEH.¡Miren! Exclamó: ¡Veo el cielo abierto y al Ben Ha Adam de pie a la mano derecha de HaGuedulah! A esto, ellos respondieron gritando a todo lo que daban sus pulmones, para no tener que oírle; y en unánime acuerdo, arremetieron contra él. Le echaron fuera de la ciudad, y comenzaron a apedrearle. Y los testigos pusieron sus ropas a los pies de un joven llamado Shaúl. Mientras le apedreaban, Esteban invocaba a YAHWEH: ¡Adón Yahshua! ¡Recibe mi espíritu! Entonces se postró de rodillas y gritó: ¡Adón, no tomes en cuenta este pecado contra ellos! Entonces, murió;” (MaAseh Shlechim/Hechos 7:47-60).



¿Cómo se atreve el hombre natural a “encerrar” toda Su Plenitud y Potestad?: “Estén atentos, que nadie los esté llevando cautivos por medio de engaños y filosofías huecas, siguiendo tradiciones humanas de acuerdo a los espíritus elementales del mundo, pero no en acuerdo con el Mashíaj. Porque en El habita corporalmente toda la plenitud de lo que YAHWEH es. Y es en unión con El que ustedes están completos, El es la cabeza de todo gobierno y autoridad.” (Colosenses 2:8-10)... ¿cómo se atreve el hombre natural a “encerrar” toda Su Plenitud y Potestad en un tabernáculo de reunión haciéndose líderes y maestros de toda una eclosión de manifestación de tanta Grandeza como es la Creación incluido él (el hombre)... si el corazón del hombre se alejó de Elohim apartándose de todos Sus Estatutos?, “Porque el amor al dinero es la raíz de todos los males, por este anhelo algunos se han apartado de la fe, y se han punzado el corazón con muchos dolores.” (1ª Timoteo 6:10); “¡den al Emperador lo que es del Emperador, y a Elohim lo que es de Elohim!”. (Mattityah/Mateo 22:21).



¿No es él, el que tiene que ir a Su encuentro?, ¿acaso Elohim necesita del hombre y de lo suyo? ... ¡¡¡P I E N S A!!! ... ¿acaso no te maravillas de la pompa del hombre?, ¿acaso no te asombra y te embelesa la fama y la fortuna?, ¿los primeros asientos y los reconocimientos no te inflaman?, ¿y los halagos, alhajas y los lujos?: “Entonces Yahshua se dirigió a la gente y a sus talmidim. Les dijo: Los maestros de la Toráh y los Perushim se sientan en la silla de Moshe. Así que cualquier cosa que le digan que [Moshe] dijo, tengan cuidado de hacerla. ¡Pero no guarden sus ordenanzas ni hagan lo que ellos hacen, porque ellos hablan, pero no actúan! Ellos atan cargas tan pesadas a los hombros de la gente, pero no alzan un dedo para ayudar a cargarlas. Todo lo que hacen, lo hacen para ser vistos por otros; pues ellos hacen sus tefilin anchos y sus tzitziyot largos, les fascinan los lugares de honor en los banquetes y los mejores sitios en las sinagogas, y aman ser saludados con deferencia en las plazas de mercado y ser llamados 'Rabí.' Pero ustedes no deben permitir que la gente los llame 'Rabí'; porque ustedes tienen un Rabí, y todos son hermanos entre sí. Y no llamen a nadie en la tierra 'Padre,' porque ustedes tienen un Padre, y El está en el cielo. Ni deben dejar que los llamen 'guías,' porque ustedes tienen un Guía, ¡y es el Mashíaj! El mayor de ustedes tiene que ser su siervo, pues cualquiera que a sí mismo se promueva será humillado, y cualquiera que se humille será promovido.” (Mattityah/Mateo 23:1-12)



Ya nos envió nuestro Elohim a nuestro Rabí, a nuestro Maestro, a nuestro ayo: “Por consiguiente, la Toráh funcionó como un administrador, hasta que vino el Mashíaj, a fin de que pudiéramos ser declarados justificados sobre la base de la confianza con llenura de fe.” (Gálatas 3:24) para recordarnos, desde atrás hasta hoy, que Elohim desde el principio no sólo formó y creó y se perfeccionó al crear al hombre, sino que también le perfeccionó su conciencia y su espíritu, el cual tarde o temprano estará frente a frente ante Él, ante el tribunal de justicia Divina con el Rey de reyes; donde es pesado en la balanza justa y perfecta del Supremo. En esta cita ineludible, cierta, a la que nadie escapará: rico o pobre, negro o blanco, ahí se las verá cara a cara, al descubierto, al desnudo total, donde todo lo oculto aflorará y nada quedará sin liquidar; paso a paso, día a día, sin segundo, sin madurar ...



“El espíritu humano es una lámpara de YAHWEH, escudriña lo más profundo del ser.” (Mishlei/Proverbios 20:27); “sabrán que Yo soy el que examina las mentes y los corazones, y que Yo les daré a cada uno lo que las obras de cada uno merezcan.” (Revelación/Apocalipsis 2:23)



“¡Miren, la Palabra de YAHWEH está viva! Está obrando y es más afilada que una espada de dos filos; corta aun a través de donde el alma se encuentra con el espíritu, y las coyunturas se encuentran con los tuétanos, y es rápida en juzgar las reflexiones internas y actitudes del corazón. Delante de YAHWEH nada creado está escondido, sino todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que rendir cuentas.” (Ivrim/Hebreos 4:12,13)



“y uno de ellos que era un experto de la Toráh le puso una sheilah para tenderle una trampa. Le dijo: Rabí, ¿cuál de los mitzvot de la Toráh es el más importante? El respondió: Amarás a YAHWEH tu Elohim, con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu fuerza. Este es el mayor y más importante mitzvah. Y un segundo similar a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Toda la Toráh y los profetas dependen de estos dos mitzvot.” (Mattityah/Mateo 22:35-40)

Porque antes de que Él viniera, ya los profetas: hombres que buscaron a Elohim por misericordia, por justicia, por dirección, por ansiedad, por necesidad, por integridad a Él; ya les venía a través Su Espíritu Su Advenimiento, ya que se hablaba de Su Visitación y por añadidura la pariente de Miryam (Elisabet) y el Ángel que visitó a Miryam hasta Su Aparición en esta tierra para toda gratificación de Gracia y Salvación. Ya que Yahshua vino a ser el Holocausto Mundial en Uno solo, Él, puro y sin mancha, inmaculado y perfecto; fue la única contentura de Elohim: “En Él tengo complacencia”: “y una voz del cielo dijo: Este es mi Hijo, a quien amo; con El estoy muy complacido.” (Mattityah/Mateo 3:17). “Porque YAHWEH amó tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos.” (Yojanán/Juan 3:16). “El justo” no precisa de Elohim porque escrito está: “Como dice en el Tanaj: ¡No hay ni uno sólo que sea justo, ni aún uno! Nadie tiene entendimiento, no hay quien busque a YAHWEH todos se han ido por mal camino y al mismo tiempo se han vuelto inservibles; ¡no hay uno que muestre bondad, ni tan siquiera uno!”. (Romanos 3:10-12). “Porque el Ben Ha Adam vino a buscar y salvar lo que estaba perdido.” (Lucas 19:10). “Todos los que el Padre me dé, vendrán a mí, y los que vengan a mí, no los echaré afuera.” (Yojanán/Juan 6:37).



El que viene a mí no le echo fuera, ¡cierto!, porque lo experimenté, lo viví, lo busqué por todas partes moviéndome por toda dirección y doctrina, dogmas y experimentos; y ahí siempre estaba latente mi anhelo: que tanta belleza que yo encontré y vi, sabía que tenía dueño; no era obra de orfebre, no era telar o pintura, no era bordado, ni halago. A veces ... era el arco iris, otras el sonido de un río, la brisa, el sonido del paso del hombre o el roce de la hoja al caer donde otras estaban a sus pies ..., los balidos lejanos, la lluvia al caer; todo este complejo de variedades de colores y sonidos tenía un orden, tiene sus ciclos, los que antes tenía, los que ya tienen: ahí no está la mano del hombre, ni siquiera interviene porque no puede, ni podrá, con toda su ingeniería que devasta con sus frutos de destrucción total: hartura, angustia y desesperación; y no sólo contra el hombre sino contra los animales, el bosque y todo alado que vive errante de aquí para allá. Elohim siempre se manifestó, siempre se manifiesta y se manifestará siempre; porque siempre está. Él oye siempre cómo se le aborrece, se le culpa, se le insulta y se le quiere sujetar; y si no le da al hombre lo que quiere, se mofa de Él en un sumo placer en su cruel blasfemar... de Yahweh no se burla nadie: “No se engañen a ustedes mismos; ¡nadie se burla de YAHWEH! Una persona cosecha lo que siembra.” (Gálatas 6:7)… y malo es caer en manos del Elohim vivo: “¡Es cosa aterradora, caer en manos del Elohim vivo!” (Hebreos 10:31)



El hombre es temporal, no lo olvide, nunca jamás; y Elohim Eterno, el que no tiene acabamiento: el Principio y el Fin. Y tú hombre... recuerda y mira para atrás desde ayer, desde el otro día que asististe al funeral: ¿quién lo iba a pensar que hoy visité el tuyo y no me lo podía imaginar? Ahí acabó todo tu veredicto, ahí finalizó cuando tu espiga se cortó, de nada vale ya lo demás; cortado fuiste y tu espíritu a Yahweh va hasta que la audiencia te ha de dar lista para que presente estés ante Él, sólo Él que Es y Será el que te ha de juzgar. Todo tiene su tiempo y su lugar. Del tribunal de Elohim nadie escapará: ¡Bendita sea Su Gracia, la que hoy nos da: “En el tiempo aceptable te oí en el día de salvación te ayudé”. (2ª Corintios 6:2).



Ya que ni Yahshua juzgaba aquí en la tierra: “Poniéndose de pie, Yahshua le dijo: ¿Dónde están ellos? ¿Nadie te ha condenado? Ella dijo: Nadie, Adón. Yahshua dijo: Tampoco Yo te condeno. Ahora vete, y no peques más.” (Yojanán/Juan 8:10,11).



Pero así como viene el día, así se va. Busca de Elohim, encuéntrale ahora que estás a tiempo. Ahí donde estás clama a Él a tu manera: Él te oye, Él escucha, Él desea que te derrames ante Él en oculto, en sinceridad, en tu encierro. Ábrete como un caudal, deja correr y caer tu torrente de ansiedad, de dolor, de sequedad. Él ama al pecador, no al pecado: “Pero YAHWEH demuestra su propio amor por nosotros en que aun siendo pecadores, el Mashíaj murió por nosotros”. (Romanos 5:8).



Pídele que rompa tu silencio y brota, sal, suéltate, desencadénate y vuélvete a Él. Pídele que te perdone de todos tus pecados: los conscientes, los olvidados, los que ya no recuerdas y los que latentes tienes; desde que naciste hasta ahora, dile así:



“AMADO YAHSHUA, PERDÓNAME, POR FAVOR, POR TODO LO QUE TE HE OFENDIDO Y HE PECADO CONTRA EL CIELO Y CONTRA TI DESDE QUE NACÍ DEL VIENTRE DE MI MADRE HASTA ESTE MISMO INSTANTE! ¡ENTRA DENTRO DE MI CORAZÓN, LÍMPIAME Y PURIFICAME CON TU SANGRE VERTIDA EN LA ESTACA DE EJECUCIÓN! ¡TÚ QUE MORISTE Y TE OFRECISTE POR TODO AQUEL QUE EN TI CREE, OH YAHSHUA! HOY VENGO A TI AL CONOCER, AL SABER QUE TÚ ME AMAS A MÍ Y QUE MORISTE POR MI PERDÓN EN LA ESTACA DE EJECUCION, ¡SÁLVAME! ¡GUÍAME A TI! GRACIAS MAESTRO, GRACIAS POR PERDONARME, POR ESCUCHARME, GRACIAS POR ESTE DÍA EN EL QUE HA LLEGADO A MÍ TU SALVACIÓN. A TI SEA TODA LA GLORIA, TODO EL PODER Y LA HONRA AHORA Y POR LOS SIGLOS. AMÉN”.



“¡No hay salvación en ningún otro! Porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a la humanidad, por medio del cual podamos ser salvos.”. (MaAseh Shlechim/Hechos 4:12)



“Pues YAHWEH es Uno; y hay un solo mediador entre YAHWEH y la humanidad, Yahshua Ha Mashíaj, humano el mismo” (1ª Timoteo 2:5)



“Yahshua dijo: YO SOY EL CAMINO Y LA VERDAD Y LA VIDA; nadie viene al Padre, excepto a través de mí.” (Yojanán/Juan 14:6).



“Busquen a YAHWEH mientras está disponible, llámenle mientras todavía está cerca. La persona impía abandone sus caminos y la persona perversa abandone sus pensamientos; y vuélvanse a YAHWEH, El tendrá misericordia del que regrese a su Elohim porque El perdonará gratuitamente.” (Yeshayah/Isaías 55:6,7)



“Si reconocemos nuestros pecados, entonces, puesto que El es digno de ser confiado y es justo, El nos perdonará, y nos purificará de toda maldad.” (1ª Yojanán/Juan 1:9)


E. D. Bruñó Ibáñez
D.L. Z-4036-07

©Ministerio La Pluma Divina




.

domingo, 21 de marzo de 2010

¿Cuál fue tu motivo?

.

Y a ti… ¿cuál fue tu motivo para tu apartamiento?... porque el Todopoderoso es el mismo ayer y hoy y por los siglos…

Tú eres nuestro Alba... y tu Justicia como el mediodía... y tu Ocaso... como nuestro descanso para disfrutar Contigo nuestro día. Contigo, sí, para iniciar así una Creación Nueva ya que la tuya rechazaron, concibiendo otra que la estamos pagando cada día en nuestra piel, en nuestra mente; falleciendo el alma, quebrantando el corazón, poniéndolo a flor de piel nuestro quemazón.

¡Cierto que todo avanza!, la ciencia y la adivinación; y aún el hombre, que no puede medir su tiempo de vida, “aún se atreve” a ponerte fecha de tu iniciación, ¡¡¡A TI!!!, que Tú eres el Alef, o sea: el comienzo; y los adivinos el fin: cuando TÚ ERES LA TAV: “Yo soy el Alef y la Tav, dice YAHWEH, Elohim de los ejércitos del cielo,
El que es, que fue y que está viniendo”. (Revelación/Apocalipsis 1:8); “Entonces El que estaba sentado en el trono dijo: ¡Miren, Yo estoy haciendo todo nuevo! También dijo: Escribe: ¡Estas palabras son verdaderas y dignas de ser confiadas! Y El me dijo: ¡Hecho está! Yo soy el Alef y la Tav, el principio y el fin. A cualquiera que tenga sed, Yo mismo le daré gratuitamente agua de la Fuente de la Vida. Aquel que gane la victoria,
recibe estas cosas, y Yo seré su Elohim, y él será mi hijo. Pero, en cuanto a los cobardes, los que no son dignos de confianza, los viles, los asesinos, los inmorales sexuales, aquellos que dan mal uso a las drogas con relación a lo oculto, los adoradores de ídolos, y todos los mentirosos, su destino es el lago que arde con fuego y azufre, la segunda muerte.” (Revelación/Apocalipsis 21:5-8); “Yo soy el Alef y la Tav, El Primero y el Ultimo, el Principio y el Fin.” (Revelación/Apocalipsis 22:13).

Pues, ¿no está escrito: “Pero, en cuanto a los cobardes, los que no son dignos de confianza, los viles, los asesinos, los inmorales sexuales, aquellos que dan mal uso a las drogas con relación a lo oculto, los adoradores de ídolos, y todos los mentirosos, su destino es el lago que arde con fuego y azufre, la segunda muerte.” (Revelación/Apocalipsis 21:8)?, ¿y no está escrito que en los últimos tiempos el conocimiento aumentará: “Pero tú, Daniel, guarda estas palabras secretas, y sella el libro hasta los tiempos del fin. Muchos correrán de aquí para allá según aumente el conocimiento.” (Daniel 12:4)? Pero Yahweh habla al hombre, al que creó desde el principio, y no sólo le habla sino que le da vista para que a Él le vea, todas las maravillas que Él creó para Su satisfacción, para Sus criaturas ... ¡mira el mar!, ¡óyelo!, ¡huélelo!, más ¡come de él!, ¡siéntelo!, ¡víbralo! ... ¿qué sientes? ... ¿y qué de la lluvia? ... ¡y mira cuántos sentidos la participan! ... tu piel mojada, donde resurge tu olor, oculto manifiesto; la tierra rezumando y evaporando su simiente, o su rama, o su flor, su quetama, sus hiervas, para dar a nuestro olfato su sinfonía embriagante de semejante diversificación de gamas, suficiente para nuestra justificación en Él. ¿Acaso no es alimento y medicina, olor y perfume y alimento a todo el ganado que nos lo dio para nuestro provecho y transición y su olfato no le falte, el “río” de su nutrición para que no falte desarrollo y diversificación?

¿Acaso no vistió Yahweh a Adán y a Eva?: “YAHWEH Elohim hizo vestiduras de pieles para Adam y su esposa y los vistió.” (Bereshit/Génesis 3:21). ¿Acaso no se cubrió el tabernáculo con piel de tejón y otras?: “Harás cortinas de pelo de cabra para ser usadas como una tienda que cubra el Tabernáculo; haz once cortinas.” (Shemot/Éxodo 26:7). “Harás una cubierta para la tienda de pieles de machos cabríos teñidas y una cubierta exterior de piel fina.” (Shemot/Éxodo 26:14). ¿Acaso el sol no convirtió el hielo en agua y del desierto surgió en la roca agua?: “Toda la comunidad del pueblo de Israel dejó el Desierto de Seen, viajando en etapas, como YAHWEH había ordenado, y acamparon en Refidim; pero no había agua para el pueblo beber. El pueblo altercó con Moshe, demandando: ¡Danos agua para beber! Pero Moshe respondió: ¿Por
qué escogen pelear conmigo? ¿Por qué están probando a YAHWEH? Sin embargo, el pueblo estaba sediento por agua y murmuró contra Moshe: ¿Para qué nos sacaste de Egipto? ¿Para matarnos, y a nuestros hijos y a nuestros animales de cría de sed? Moshe clamó a YAHWEH: ¿Qué voy a hacer con este pueblo? ¡Están listos para apedrearme! YAHWEH respondió a Moshe: Ve delante del pueblo, y trae contigo a los dirigentes de Israel. Toma tu vara en tu mano, la que usaste para golpear el río, y ve. Yo me pararé delante de ti allí en la roca en Horev. Golpearás la roca, y el agua saldrá de ella, para que el pueblo pueda beber. Moshe hizo esto a la vista de los dirigentes de Israel. El lugar fue llamado Massah [prueba] y Merivah [pelea] a causa de la pelea del pueblo de Israel y porque probaron a YAHWEH por preguntar: ¿Está YAHWEH con nosotros o no?”. (Shemot/Éxodo 17:1-7)

Hasta el viento trajo semilla de allá para acá, y de acá para allá... y cuando el río se desborda arrancando y surcando y a la deriva va hasta que no alcanza su quietud dejando aquí y allá su trasladada semilla. ¿Acaso el hombre por mucho que haga con su agotada ciencia puede alcanzar mayor velocidad... dependiendo siempre del tiempo y que a su alcance “nunca” está? ... ¿y qué de la sequía?, ¿y qué de la inundación?, ¿y qué de los hielos perpetuos?, ¿del desierto permanente?, ¿y de la mina que se agotó? ... Los acordes de la contaminación desvarían de tanta desidia, fruto del poder adquisitivo que da oro a cambio de la escoria que sale de él para que brille en su crisol y por mucho que se queje el campesino, y el pescador, conocedor y participador de su medio rural, que para él es entero y vida, solo se queda con su lágrima de impotencia ante tanta potencia protegida; alterando así, por uno, a tanta multitud enaltecida y vencida pero no convencida

Pero el problema no está más que en una sola naturaleza, única y señalada: ¡el hombre! ¿Quién lo conocerá? ... sólo Yahweh su Creador, su Iniciador, su Promotor, su Único Progenitor, Él lo formó a Su imagen y semejanza: “Entonces Elohim dijo: Hagamos a la humanidad a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y reinen sobre los peces en el mar, las criaturas que vuelan en el cielo, los animales, y sobre toda la tierra, y sobre toda criatura que se arrastra en la tierra. Así que Elohim creó al hombre; a la imagen de Elohim lo creó; macho y hembra El los creó”. (Bereshit/Génesis 1:26,27) ¡Qué pronto, el ser humano, quiso conocer el bien y el mal como Yahweh!: “Ahora bien, la serpiente era más astuta que ningún animal salvaje que YAHWEH Elohim había hecho. Ella dijo a la mujer: ¿Dijo realmente Elohim: No comerás de ningún árbol en el paraíso? La mujer respondió a la serpiente: Podemos comer del fruto de los árboles del paraíso, pero acerca del fruto del árbol en el medio del paraíso, Elohim dijo: No comerán de él ni lo tocarán, o morirán. La serpiente dijo a la mujer: No es verdad que de cierto morirán; porque Elohim sabe que en el día que coman de él, sus ojos serán abiertos, y ustedes serán como Elohim, conociendo el bien y el mal. Y la mujer vio que el árbol era bueno para comer, que era placentero a la vista para mirarlo y hermoso para contemplarlo, ella tomó algo de su fruto y sí comió, y dio un poco a su esposo también con ella, y ellos comieron. Entonces los ojos de ambos fueron abiertos, y ellos se percataron de que estaban desnudos. Así que ellos cosieron hojas de higuera para hacerse taparrabos.” (Bereshit/Génesis 3:1-7) ¡Como Él quiso ser, por encima de todo lo que recibió: toda la naturaleza subyugada a él!: “Elohim los bendijo, diciendo: Sean fructíferos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla. Tengan dominio sobre los peces en los mares y las criaturas que vuelan en el cielo, y todo ganado y toda la tierra, y toda criatura viviente que se arrastra en la tierra. Entonces Elohim dijo: ¡Miren! Por toda la tierra Yo les doy como comida toda planta que lleve semilla y todo árbol con fruto que lleve semilla. Y a todo animal salvaje de la tierra, y a las criaturas que vuelan en el cielo y a toda criatura que se arrastra en la tierra, en la cual hay el aliento de vida, les estoy dando como comida toda clase de planta verde. Y así es como fue.” (Bereshit/Génesis 1:28-30)

Lo que el hombre hoy, por muy rico y potente que sea, ni lo tiene ni lo conseguirá: Adán todo lo tenía, pleno y lleno en medida... y aún culpó ante Yahweh a Eva como “su traición”olvidando su momento de querer asumir su admisión y ser capaz de violar el único pacto que ante Yahweh afirmó con su mente y su corazón: “El hombre respondió: La mujer que me diste para estar conmigo – ella me dio el fruto del árbol, y yo comí.” (Bereshit/Génesis 3:12) ¡El corazón del hombre es perverso!: “El corazón es más engañoso que cualquier otra cosa y moralmente enfermo. ¿Quién lo puede profundizar? Yo, YAHWEH, escudriño el corazón; y pruebo las motivaciones internas;
para dar a todos lo que sus obras y su conducta merecen.” (Yirmeyah/Jeremías 17:9,10)

¿Qué frutos puede conllevar la soberbia?: la vanidad, el vacío y el desprecio... acompañado de la dureza de su corazón que como pedernal echa chispas de odio contra Yahweh... ¿desde cuándo el hombre se desvió de El? ... ¿acaso no es desde el principio donde se desvió? Pero siempre hubo quien lo buscó y ante Él se postró, porque ciertamente el hombre conoce la amargura de su alma: “El corazón conoce su propia amargura, y ningún extraño puede compartir su alegría.” (Mishlei/Proverbios 14:10) y su sin razón, y aunque ponga juicio y convencimiento a su mente y a su corazón, no encuentra nunca en su tronco ni en su rama ningún fruto de su comezón. Mucho se tarda el hombre en recorrer los caminos para encontrar su sendero y termina por perder toda esperanza de que uno nada es, cansado de aprender que su único reloj lo marca el cansado compás de su corazón que lo lleva a su determinación: que es la única que lo lleva a su última razón: que de nada le sirve todo su sudor, su lucha y todo el trabajo que realizó bajo el sol, todo es vanidad: “Las palabras de Kohelet el hijo de David, rey de Yerushalayim: ¡Vanidad! ¡Vanidad! – dice Kohelet – ¡Totalmente sin sentido! ¡Nada importa! ¿Qué gana la persona de toda su labor en la cual trabaja bajo el sol?”. (Kohelet/Eclesiastés 1:1-3)... y la tierra le espera para darle su último cobijo donde quedará su huella disuelta en polvo, su identidad disuelta y su esqueleto cara al sol, que lo vemos en los de ayer, y nos deja el espanto en nuestra retina que somos la contaminación sin encontrar sentido a nada de lo que hacemos, inventándonos esperanzas y quimeras para continuar nuestra labor “sin sabor a nada” después de nuestra “efímera satisfacción” que consumida desprecia y aún algunas de ellas insatisfechas. ¡Así es el hombre por fuera!, acostumbrado a encubrir su rostro aparentando un interés cualquiera... pero ahí está en su ciudad, su lugar estanco que siempre espera. Es un rectángulo estrecho y largo donde empotrado quedará en su cajón con dos fechas, con dos interrogantes: lo que no logró y lo que le faltó por hacer... o sea nada porque todo tiene su final... ¿y después qué?, ¿acaso cree el hombre, y se quiere convencer, que ahí acaba? ... si aunque disimule siempre persiguió las ciencias ocultas e interrogó al chamán. Buscó incansablemente el más allá, como hoy quiere seguir convenciéndose de que en un principio ni siquiera necesitó a Yahweh. Después de tanta arrogancia y necedad ¿qué espera?, que de todo: ¡nada! ... él sabe que su alma y su conciencia braman por su Creador porque reconocida es la belleza de su entorno: ¡colosal!, que sólo Él es su Único Autor (Yahweh). Lo sabe el escalador, el que escucha al viento, el que ve abrirse una matriz y surge la vida, el cirujano (desde el principio) y el que huele una flor, el que ve el rocío y lo toca (como la gota más perfecta) y la nieve como manto que cubre la faz de la tierra sin dejar relieve ni forma donde se acumuló. Las dunas cambian la fisonomía pero el firmamento siempre guía, hasta al pescador; así guió Yahweh el Amor hacia Su Hijo Unigénito (en el que sólo en Él tiene, y tuvo, contentamiento) a esta tierra porque es la Suprema Perfección de Obediencia y Amor; hacia esta tierra por Amor a todas las criaturas para que a través de Él (Yahshua) tengan el horizonte eterno para poder encontrarse con Él: “Aquí está mi siervo, a quien apoyo, mi escogido, en quien tomo placer. Yo he puesto mi Espíritu en El; El traerá justicia a los Goyim. El no gritará ni alzará su voz; nadie oirá su voz en las calles. El no quebrará la caña debilitada ni apagará la mecha que humea; El traerá justicia de acuerdo con la verdad. No se debilitará ni será machacado hasta que haya establecido justicia en la tierra, y las tierras costeras esperan por su Toráh.” (Yeshayah/Isaías 42:1-4). “Porque YAHWEH amó tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos. Porque YAHWEH no envió a su Hijo al mundo para juzgarlo, sino que por medio de El, el mundo pudiera salvarse. Aquellos que confían en El, no son juzgados; pero los que no confían en El, ya han sido juzgados, por el hecho que ellos no han confiado en el único e incomparable Hijo de YAHWEH.” (Yojanán/Juan 3:16-18) “Porque el Ben Ha Adam vino a buscar y salvar lo que estaba perdido.” (Lucas 19:10)

Porque en Yahshua somos justificados por Su Sangre que nos limpia ante Yahweh de todo pecado que contra el cielo y contra Él cometemos, y hemos cometido, librándonos así de Su Ira y de Su Justicia como Supremo y Único Juez que Es y Será para siempre de todas Sus criaturas, por mucho que el hombre, desde Moisés, las mudó y transformó para su propia justificación: “Estamos escribiendo estas cosas para que nuestra alegría sea completa. Y éste es el mensaje que de El hemos oído, y lo proclamamos a ustedes; ¡YAHWEH es luz, y no hay oscuridad en El, ninguna! Si declaramos que tenemos confraternidad con El mientras caminamos en la oscuridad, estamos mintiendo, y no estamos viviendo en la verdad. Pero si estamos caminando en la luz, como El está en la verdad, entonces tenemos confraternidad uno con otro, y la sangre de su Hijo Yahshua nos purifica de todo pecado. Si declaramos que no hemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si reconocemos nuestros pecados, entonces, puesto que El es digno de ser confiado y es justo, El nos perdonará, y nos purificará de toda maldad. Si declaramos que no hemos estado pecando, hacemos que El sea mentiroso, y su Palabra no está en nosotros.” (1ª Yojanán/Juan 1:4-10); “Han cambiado la verdad de YAHWEH por la falsedad, adorando y sirviendo a cosas creadas, antes que al Creador; alabado sea El para siempre, Amen.” (Romanos 1:25). ¿Pues no está escrito que si cometemos un solo pecado nos hacemos transgresores de todos?: “Porque una persona que guarda toda la Toráh, pero falla en un punto, es culpable de
violarla toda.” (Yaakov/Santiago 2:10)

Como así Yahshua gustó de su muerte sabiendo que a través de ella todo aquel que lo reconoce como su Salvador, la Ira de Yahweh pasa de él, porque Él la pagó en su propio cuerpo y ejecución: “De hecho, El cargó con nuestras enfermedades, nuestros dolores, los cuales El sufrió. Sin embargo, lo tuvimos por castigado, golpeado y afligido por YAHWEH Elohim. Pero El fue herido por causa de nuestros crímenes, machacado por nuestros pecados; la disciplina que nos hace íntegros cayó sobre El y por sus llagas somos sanados.” (Yeshayah/Isaías 53:4,5). Nuestros antecesores lo acusaron: “Ellos gritaron: ¡Sáquenlo de allí! ¡Sáquenlo de allí! ¡Pónganlo a morir en la estaca!” (Yojanán/Juan 19:15); “Lo que ha sido es lo que será, lo que ha sido hecho es lo que será hecho, y no hay nada nuevo debajo del sol.” (Kohelet/Eclesiastés 1:9) y Elohim sólo hay Uno y Él es el Principio y el Fin; y ahí acabamos todos: ante Él, tan desnudos como nacemos y como morimos, y el espíritu va a Él y resumidas cuentas y medidas son expuestas ante Él: “el polvo regrese a la tierra, como era, y el espíritu regrese a Elohim, ¡quien lo dio!”. (Kohelet/Eclesiastés 12:7)... y la paga del pecado es muerte: “Porque lo que uno gana del pecado es muerte; mas recibe vida eterna como don gratuito de YAHWEH en unión con el Mashíaj Yahshúa nuestro Adón.” (Romanos 6:23)... y del juicio nadie nos librará: “Así como los seres humanos tienen que morir una vez, pero después de esto viene el juicio;” (Ivrim/Hebreos 9:27). Sólo la Sangre expiatoria de Yahshua nos limpia de todo pecado.

Amigo lector, esta es tu oportunidad perfecta para reconciliarte con Él y asegurar todo tu futuro que es eterno. Él ya hizo lo más difícil: dio Su Vida por ti. Ahora, en este mismo instante de tu vida solamente tienes que abrir tu corazón y recibir el inmenso regalo de Su Gracia: tu salvación. Dile así, ahora:

“AMADO YAHSHUA, RECONOZCO QUE SOY UN PECADOR DESDE QUE NACÍ DEL VIENTRE DE MI MADRE HASTA AHORA Y COMO ESTÁ ESCRITO QUIERO Y DESEO QUE SE CUMPLA EN MÍ TU PALABRA PARA ASÍ PODER CONCEBIR: “En el tiempo aceptable te oí en el día de salvación te ayudé.” (2ª Corintios 6:2). PERDÓNAME POR TODOS MIS PECADOS Y ENTRA, POR FAVOR, DENTRO DE MI CORAZÓN Y QUE TU SANGRE SEA COMO UNA CASCADA QUE FLUYA POR TODAS MIS VENAS Y EMANE A TRAVÉS DE MÍ LA ESPESURA DE TU ESPUMA Y CORRIENTE CON SONIDO ARRASTRADOR DE PAZ, DE AMOR Y DE ARMONÍA, ASÍ COMO LA DESTILASTE DESDE UN PRINCIPIO EN QUE YA ERAS EN UN PRESENTE DONDE DESTILAS EL OLOR MÁS GRATO Y ÚNICO QUE TANTO AGRADA A YAHWEH, COMO DE TI YA ESTÁ ESCRITO: “tu nombre es como aceite de unción derramado.” (Shir-HaShrimin/Cantar de cantares 1:3) Y EL HOMBRE SUSPIRA POR TI: “Así como el ciervo añora las corrientes de agua, YAHWEH, así te anhelo a ti.” (Tehillim/Salmos 42:1). SÁLVAME, OH YAHSHUA, DE MÍ MISMO, LÍBRAME DE LA OSCURIDAD Y DE LA MUERTE Y SEAS TÚ MI LUZ Y MI MEDIODÍA COMO ASÍ LUCE TU ÚNICA JUSTICIA. TEN PIEDAD DE MÍ Y DE TODA MI IGNORANCIA Y DE TODO MI TURBIO SABER: “Así que, enséñanos a contar nuestros días, para que podamos ser sabios.” (Shir-HaShrimin/Salmos 90:12). FÓRMAME, ALFARERO MÍO, Y DAME MUCHA FORTALEZA PARA ESTAR FIRME ANTE TI Y NADIE NI NADA DESTRUYA MI CIMIENTO EN TI: “No por fuerza, y no por poder, sino por mi Espíritu, dice YAHWEH-Elohim Tzavaot.” (Zejaryah/Zacarías 4:6). GRACIAS MI AMADO YAHSHUA POR HABERME ESCUCHADO, POR HABERME PERDONADO. GRACIAS POR REGALARME UNA SALVACIÓN TAN GRANDE. A TI SEA TODA LA GLORIA, LA HONRA Y EL HONOR AHORA Y POR LOS SIGLOS. AMÉN”.

... y así como tuviste, mi Adón Yahshua, misericordia por mí, así sea yo espejo para los demás para que vean que Tú existes en mí y que de mis adentros procedes de Ti mismo, oh mi Adón Yahshua y mi Elohim, nuestro defensor y cuidador, Consumador de Amor al Padre por misericordia hasta en Tu agonía cuando dijiste: perdónalos, porque no saben lo que hacen: “Yahshua dijo: "Padre, perdónalos; porque no entienden lo que están haciendo.” (Lucas 23:34). Tu lúcida agonía hasta que Te consumió el dolor y en Ti confió Su Espíritu: “Después que Yahshua hubo tomado el vino, dijo: "Consumado es." Y dejando su cabeza caer, entregó su espíritu.” (Yojanán/Juan 19:30). Después de haber consumado todo el Juicio de Yahweh, de toda una humanidad sobre Él sólo, ¡sabiéndolo!, porque todos a una nos habíamos desviado: “Todos nosotros, como ovejas, nos descarriamos; cada cual se volvió por su propio camino; sin embargo, YAHWEH cargó sobre El la culpa de todos nosotros.” (Yeshayah/Isaías 53:6). “¡No hay ni uno sólo que sea justo, ni aún uno! Nadie tiene entendimiento, no hay quien busque a YAHWEH todos se han ido por mal camino y al mismo tiempo se han vuelto inservibles; ¡no hay uno que muestre bondad, ni tan siquiera uno!”. (Romanos 3:10-12); “Por cuanto todos han pecado, y están lejos de la gloria de YAHWEH.” (Romanos 3:23). Y sólo en Él hay reconciliación y a través de Él hoy la tenemos como ciertos son los agujeros traspasados de sus manos y de sus pies donde llegará el día y el momento en que todos los veremos, que ahí quedaron para siempre como prueba de su Amor y entrega y condición, hasta su corazón se deshizo como vela hasta que no se encontró con Él y al tercer día resucitó: “Porque entre lo primero que les transmití, fue lo que yo
también recibí, y a saber, esto: el Mashíaj murió por nuestros pecados, de acuerdo con el Tanaj, que dice: fue sepultado; y resucitó al tercer día, de acuerdo con lo que dice el Tanaj;” (1ª Corintios 15:3,4) y está sentado a la diestra de Yahweh el Padre: “Yahshua le dijo: Las palabras son las tuyas. Pero Yo te digo, que un día verás al Ben Ha Adam sentado a la mano derecha del HaGuevurah, y viniendo sobre las nubes del cielo.” (Mattityah/Mateo 26:64). “El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino le dio por todos nosotros, sería posible que habiendo dado a su hijo, ¿no nos daría todo lo demás también? (Romanos 8:32). “Encomienda tus caminos a YAHWEH; confía en El, y El actuará.” (Tehillim/Salmos 37:5); “para que puedan decirlo a las generaciones venideras que así es Elohim, nuestro Elohim, para siempre; El nos guiará eternamente.” (Tehillim/Salmos 48:13,14). “Porque todo el que permanece pidiendo, recibe; y el que permanece llamando, la puerta se abrirá.” (Lucas 11:10); “Pero, como El (Yahshua) vive para siempre, su posición de kohen no se transfiere a nadie más; y consecuentemente El es totalmente capaz de salvar a aquellos que se acercan a YAHWEH por medio de El; puesto que El vive para siempre y por tanto es capaz de
interceder en nombre de ellos.” (Ivrim/Hebreos 7:24,25). “En un poco de tiempo, ya el mundo no me verá más; pero ustedes me verán. Porque Yo vivo, ustedes también vivirán.” (Yojanán/Juan 14:19)


E. D. Bruñó Ibáñez
D.L. Z-3889-09

©Ministerio La Pluma Divina




.